México abrió ayer su cita histórica con las urnas con nuevos asesinatos de militantes

El izquierdista López Obrador es el favorito de unas elecciones ante la disyuntiva del cambio

López Obrador votó este domingo por la activista social Rosario Ibarra de Piedra, que no es candidata
López Obrador votó este domingo por la activista social Rosario Ibarra de Piedra, que no es candidata EFE

ciudad de méxico / e. la voz

México acudió ayer a las urnas en unas elecciones históricas que se iniciaron con la muerte a balazos de dos militantes, una representante del Partido del Trabajo y otro del PRI. Flora Resendiz pereció en Michoacán cuando era atendida por los médicos, tras haber recibido varios tiros en su domicilio a primera hora de la mañana, antes de la apertura de las votaciones. Poco después se supo de la muerte de un miembro del oficialista PRI en Puebla. «Lamentamos la muerte de Fernando Herrera Silva, militante del PRI, por hechos violentos en la localidad de Acolihuia», dijo el partido en Twitter.Desde muy temprano se formaron colas en los centros de votación, lo que hizo pensar que podría superarse el 60 % de participación de los dos últimos comicios presidenciales.

El candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador es el máximo favorito a ganar la presidencia. Supera en más de 20 puntos a su más cercano rival en las encuestas, el conservador Ricardo Anaya. «Hoy la gente va a decidir entre más de lo mismo o un cambio verdadero», señaló ayer el exjefe de Gobierno de la Ciudad de México (2000-2005). El izquierdista ha logrado capitalizar el descontento de los mexicanos con el rumbo del país. Quiere llevar a cabo la cuarta transformación del Estado. Sus detractores creen que su programa es populista e inconcreto.

«Espero que estemos todos por la noche festejando el triunfo por la democracia», dijo, por su parte, Anaya, en la ciudad de Querétaro. «Estoy convencido de que los resultados se van a respetar», señaló el candidato del PAN.El oficialista, José Antonio Meade, votó al sur de la Ciudad de México. «Estoy seguro de que el día terminará con un triunfo para mí y de que será una jornada en paz», dijo el aspirante del PRI, tercero en las encuestas, situado a entre seis y siete puntos de Anaya. Su candidatura se ha visto afectada por la impopularidad del Gobierno de Peña Nieto.

Entre las incidencias, La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) registraba pasadas las dos de la tarde 74 denuncias por compra de voto, retiro de credencial del elector y actos vandálicos.

Final de trayecto para un impopular Enrique Peña Nieto

Las elecciones suponen el principio del fin de la presidencia de Enrique Peña Nieto. El líder mexicano dejará el cargo en diciembre. Su mandato ha sido muy cuestionado debido a los escándalos de corrupción en su partido, el histórico PRI, así como por la violencia que azota el país. La Administración Peña Nieto superó en abril los 102.859 asesinatos registrados durante la presidencia de Felipe Calderón. El 2017 fue el año más violento de la historia del México.

«El presidente de la República y su Gobierno será absolutamente respetuoso y dará respaldo a las autoridades que resulten electas en esta jornada electoral», prometió este domingo, tras emitir el voto. Dejará el cargo con un índice de aprobación inferior al 20%.

RODOLFO LARA LAGUNAS, mentor político de López Obrador

«El de AMLO va a ser un Gobierno popular, pero no populista como algunos señalan» 

Rodolfo Lara Lagunas (Morelia, 1942) ha dedicado la mayor parte de su vida a la enseñanza. Fue profesor de López Obrador en la secundaria de Villahermosa, capital de Tabasco. El candidato izquierdista a la presidencia le considera su mentor político. «Andrés fue un muchacho tranquilo y cumplía sus deberes escolares», recuerda Lara, que atiende a La Voz de Galicia en la tierra natal del favorito de unas elecciones históricas.

 -¿Cómo sería el México de AMLO?

-El de AMLO a ser un Gobierno popular, no populista como algunos lo señalan. Él viene de un pueblo muy pequeño. Un pueblo campesino. Pescador. De inmediato, como lo hizo gobernando la ciudad de México, va a generar acciones a favor de los sectores más pobres.

-¿Reducir la violencia en el país?

-Cuando hay estabilidad y desarrollo económico, cuando hay trabajo, hay crecimiento y se distribuye la riqueza, la delincuencia es mínima. Hace 40 años, cuando el PIB subía al 6% o 7% anual, había delincuencia pero no como ahora que ni en casa estás seguro.

-¿Qué piensa de la polémica amnistía que ha sugerido?

-Es una vía para cerrar heridas y evitar que el país se siga desangrando, porque hay campesinos en México que siembran marihuana porque tienen hambre y porque además las amenazan si no la siembran.

-Algunas voces del sector empresarial creen que va a volver México como Venezuela…

-Es parte de la guerra sucia que usaron en el 2006 y que les funcionó, pero que ahora ya no les funciona porque la gente está curada de espanto.

Tranquilidad y confianza en las más de 500 empresas gallegas que operan en el mercado mexicano

Los comicios mexicanos han despertado interés en las grandes empresas españolas y muchas compañías gallegas que tienen inversiones o vínculos comerciales en el país azteca.

De entrada, el giro político que ya avanzaba la pujanza de López Obrador en las encuestas no preocupa, porque el propio candidato se ha esforzado durante la campaña en tranquilizar a empresarios e inversores, con un programa en el que se compromete a no realizar nacionalizaciones ni expropiaciones y a mantener la participación privada en proyectos de infraestructuras.

En estos momentos, 541 empresas gallegas exportan regularmente producción a México.

En los últimos cinco ejercicios nunca se ha bajado de los 400 operadores. De ellos, unos 150 lo hacen de manera regular, es decir, durante al menos cuatro años consecutivos.

Según los últimos datos del ICEX, el organismo estatal de comercio exterior, este país se ha colado por primera vez entre los diez grandes destinos para las firmas de Galicia. Entre los latinoamericanos, solo Argentina lo había conseguido anteriormente.

El volumen de negocio de las empresas gallegas en el país azteca ascendió a casi 413 millones de euros y, en los tres primeros meses del 2018, la suma facturada ronda ya los 80 millones de euros.

Por sectores, la automoción supuso en el 2017 el 11 % de las exportaciones a México, con una facturación de más de 45 millones de euros; el textil es el principal sector que vende con asiduidad al mercado mexicano (cerca de 70 millones el pasado año), y el naval y los bienes de equipo suman más del 50 % de lo que Galicia exportó a México el año pasado. Conviene aclarar el fuerte impacto que tuvo en este ejercicio la entrega de los buques que la petrolera Pemex encargó a los astilleros Navantia y Barreras. Este último, controlado por Pemex.

Hay firmas gallegas muy asentadas en México, como el gigante Inditex, pero también otras textiles como Alba Conde, Selmark, Lonia o Pili Carrera. El sector apuesta fuerte por el mercado mexicano y así lo demuestran las recientes nuevas aperturas de Bimba y Lola, Adolfo Domínguez o Roberto Verino. En México están firmas de automoción como Viza, trabajando para la planta de Volkswagen instalada en este país; y otras del metal como Galfor o Matrigalsa; tecnológicas como Televés, de alimentación como Ingapan o Martín Codax.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

México abrió ayer su cita histórica con las urnas con nuevos asesinatos de militantes