Las dos Coreas acuerdan desfilar juntas bajo una bandera neutral

Inusitado gesto simbólico que eleva las expectativas de distensión en la península


pekín / e. la voz

Pocas imágenes pueden emitir tanto poder simbólico como ver desfilar bajo una bandera conjunta a dos territorios que técnicamente siguen en guerra. Esa estampa histórica podría verse el próximo 9 de febrero durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, según acordaron ayer los representantes de las dos Coreas. La decisión, que aun tendrá que ser aprobada por el Comité Olímpico Internacional (COI) y que aviva las esperanzas de distensión en la zona, cogió con el pie cambiado a EE.UU., que había promovido una cumbre en Vancouver, Canadá, para debatir nuevas sanciones, y cuyo secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguró que el mundo debe seguir siendo consciente de la posibilidad de una guerra con Pyongyang.

Será la primera vez desde las Olimpiadas de Turín de 2006 que las dos delegaciones marchen unidas bajo la bandera blanca con la silueta de la península coreana en azul que simboliza la unificación. Anteriormente, ambos países ya desfilaron unidos en las ceremonias de apertura de las Olimpiadas de Sídney 2000 y de Atenas 2004, además de los Juegos Asiáticos de Busán en 2002.

Sin embargo, esta decisión llegó tras más de una década de escalada de tensiones que vivieron su pico más inquietante durante el pasado año, cuando Corea del Norte evidenció su progreso militar con su prueba nuclear más potente y con misiles intercontinentales capaces de alcanzar territorio estadounidense. Representantes de ambas Coreas volvieron a reunirse en la aldea de Panmunjon, en su frontera, en el marco de la histórica ronda de contactos iniciada la semana pasada.

Otro importante consenso permitirá que un equipo conjunto de jugadoras de hockey sobre hielo compita bajo esa misma bandera de la unificación. Un aspecto que provocó rápidas reacciones de malestar en el Sur, donde miles de ciudadanos firmaron una petición para impedirlo bajo el pretexto de que restarán las posibilidades de Corea del Sur de optar a una medalla.

Será la tercera vez que se presenta una selección coreana unificada a un evento deportivo. La última vez fue en 1991, año en el que las dos Coreas compitieron juntas en los Campeonatos del Mundo de Ping Pong de Japón y en el Mundial Sub 20 de Fútbol de Portugal. Además, acordaron realizar entrenamientos conjuntos de esquí en la estación norcoreana de Masikryong antes de la apertura de la competición y participar en un evento cultural en el Monte Kumgang, situado en su frontera.

También será especialmente simbólico ver cruzar a la comitiva norcoreana a través de la frontera terrestre que divide ambos territorios. Se trata de una zona altamente militarizada a través de la cual hace poco más de un mes un soldado norcoreano protagonizó una deserción de película. Además, en agosto de 2015, un intercambio de disparos en ese enclave provocó uno de los episodios de máxima tensión de los últimos años. Corea del Norte enviará una delegación de 550 personas, entre ellas cerca de 30 atletas, 140 artistas y 230 animadoras. El sábado delegaciones de ambos países se reunirán con el Comité Olímpico Internacional (COI) en Lausana para cerrar los detalles de esta participación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las dos Coreas acuerdan desfilar juntas bajo una bandera neutral