La muerte del mulá Mansur abre la lucha por el poder entre los talibanes

Falleció durante un ataque con drones de EE.UU. El panorama apunta a una fragmentación del principal grupo insurgente de Afganistán

La Voz

Altos mandos de los talibanes confirmaron ayer la muerte de su líder, el mulá Mansur, en un ataque con drones de EE.UU. en territorio pakistaní, apenas diez meses después de que sucediera al fundador del grupo, el mulá Omar. Su muerte abre un complicado escenario de sucesión y un panorama que apunta a una fragmentación del principal grupo insurgente de Afganistán que podría dificultar aún más la salida negociada al conflicto que vive el país desde hace 15 años.

«Puedo decir, en base a una fuente segura, que el mulá Mansur ya no está en este mundo», indicó a la AFP un dirigente talibán. Otros dos altos mandos confirmaron el deceso y añadieron que mantenían una reunión en la ciudad pakistaní de Quetta para designar a un nuevo jefe.

La sucesión dará lugar a una «lucha de poder», según el analista y periodista pakistaní Ahmed Rashid. Entre los candidatos figuran sus dos lugartenientes, Sirajuddin Haqqani y Haibatullah Akhundzada, y el mulá Yacub, hijo del difunto mulá Omar.

El mejor posicionado es Haqqani, un enemigo aún más implacable y peligroso que Mansur para las fuerza afganas y estadounidenses. Hijo del fundador de la red Haqqani ha sido responsable de los ataques más sangrientos por parte de los talibanes y es considerado el señor de la guerra más cruento de la insurgencia. Estados Unidos acusa reiteradamente a Pakistán de proteger esa red.

Mansur fue elegido líder de los insurgentes en julio del 2015 tras el anuncio del Gobierno afgano de la muerte del mulá Omar por enfermedad dos años antes en Karachi. Su sucesor escondió durante ese tiempo el fallecimiento del mulá Omar a los propios talibanes, a quienes transmitió mensajes supuestamente del líder tuerto, cuando en realidad él mismo dirigía a los insurgentes. Su designación provocó fuertes desacuerdos internos. Algunos grupos presentaron batalla ( un importante jefe disidente fue abatido durante un tiroteo con partidarios de Mansur) y otros desertaron para unirse a las filas del Estado Islámico (EI). Es muy probable que las disputas y las deserciones se reaviven ahora.

Ataque de un dron de EE.UU.

El jefe del Gobierno afgano, Abdulá Abdulá, fue el primero en confirmar el deceso del mulá Mansur, después de que fuentes de inteligencia del país indicaran que el líder de los talibanes estaba entre los blancos de un ataque con drones de EE.UU. efectuado el sábado en Baluchistán», una provincia pakistaní fronteriza con Afganistán.

El ataque aéreo «destruyó totalmente» el coche en el que circulaban dos individuos, cuyos restos son «irreconocibles», indicó a la AFP un responsable de los servicios de seguridad pakistaníes. Pakistán tildó el bombardeo como una «violación de su soberanía». El ataque contó con la autorización directa de Barack Obama y solo se informó a Islamabad y Kabul una vez finalizado.

Reacción de Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo hoy en Hanoi que la muerte de Mansur permitirá llevar paz y prosperidad a Afganistán.

«Con la muerte del líder taliban, Ajtar Mansur, hemos eliminado al jefe de una organización que ha conspirado continuamente contra las fuerzas americanas y la coalición en una guerra contra el pueblo afgano, poniéndose al lado de grupos extremistas como Al Qaeda», destacó Obama.

El mandatario estadounidense, durante su rueda de prensa conjunta con el presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, señaló que Mansur «rechazó los esfuerzos del Gobierno afgano en pos de unas negociaciones de paz serias y el final de la violencia».

«Cuando hay un líder que trata continuamente de dañar a personal y tropas americanas y de amenazar la paz, es mi responsabilidad mandar un mensaje claro: vamos a proteger a nuestra gente», indicó Obama.

El mandatario estadounidense destacó que esta muerte no cambia el enfoque de Washington en Afganistán, que es cooperar para reforzar la seguridad y avanzar hacia la paz.

«Queremos ayudar a Afganistán a garantizar la seguridad en su propio país», afirmó el mandatario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La muerte del mulá Mansur abre la lucha por el poder entre los talibanes