La gente se ha levantado muy temprano este domingo en Venezuela y desde primera hora del día, las redes sociales, el medio de comunicación por excelencia de los venezolanos, se ha hecho sentir. Uno de los más madrugadores fue el presidente del país, Nicolas Maduro, que escribió en su cuenta de Twitter: «Llegó el día y la hora de la Victoria del Pueblo, vamos con Fe en el Futuro de nuestra patria #LosdeChavezaVotar».

Maduro sabe de la importancia de estas elecciones parlamentarias y ha llamado a los electores chavistas a acercarse a las urnas, pero no es el único que da muestras de preocupación. El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, también ha escrito: «Máxima organización, revisión de cada detalle: Patrulleros, y Patrulleras,UBCH, aliados, llegó la hora de cumplirle a Chávez»; un mensaje que recibió la respuesta de sus seguidores: «¡Votamos nuestra patrulla con alegría!» o «¡Juramos que el pueblo será invicto por siempre!!». La jornada electoral ha transcurrido con calma, aunque existen denuncias de que en el oeste de Caracas, ciudadanos que ejercían su derecho al voto en centros de La Yaguara, Antímano y Carapita han sido intimidados por la presencia de grupos de moteros afectos al chavismo que hacen campaña, a pesar de estar penado por la ley. También se han denunciado agresiones aisladas contra periodistas, como el caso de Alejandro Hernández, del diario El Nacional, que fue agredido a las puertas del liceo Fermín Toro, ubicado en El Silencio, en la capital, cuando candidatos opositores ejercían su derecho al voto.

En los centros de votación la gente resalta la gran afluencia. En el liceo Andrés Bello, ubicado en el norte de la ciudad, Carlos Julio Rojas, un testigo de mesa y coordinador de una asociación de ciudadanos en Defensa del Norte de Caracas, señala: «Acá ustedes pueden apreciar cómo la gente ha salido a votar masivamente». Otro votante del mismo centro, Pablo Esis, añade: «He participado en todos los procesos electorales hasta ahora, y esto parece una elección presidencial, no unas parlamentarias, donde la participación solía ser muy pobre».

El gobernador de Miranda y ex candidato presidencial Henrique Capriles instó a votar también a través de su cuenta en Twitter: «Muy buenos días! A minutos de iniciar una larga e histórica jornada! Todo nuestro apoyo a miembros de mesa, testigos, voluntarios ¡Vamos! (.) No olvidemos, Venezuela. Siempre valdrá la pena, siempre! Estaremos interactuando por nuestras redes, atentos. Que Dios bendiga a nuestro país!», escribió, mostrando su confianza en unos resultados favorables.

La expectación es mucha, por cuanto los electores pueden cambiar el rumbo del país. Tienen la posibilidad de elegir entre el proyecto socialista y bolivariano del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) u optar por un cambio que está representado por una coalición formada por todos los partidos de la oposición, la Mesa de Unidad Democrática (MUD).

Aunque las encuestas valoran la posibilidad de la victoria opositora, lo cierto es que nadie sabe con exactitud cuántos de los 167 miembros de la Asamblea serán rojos y cuántos azules y también se desconoce cuántos venezolanos se abstendrán.

El chavismo, acostumbrado a la victoria, sólo ha perdido una de las 19 elecciones que se han llevado a cabo en los últimos 17 años. Si pierde, se enfrentará a un escenario político totalmente nuevo. Por su parte, si la oposición lograra alcanzar la mayoría simple de 84 diputados, tendría la llave para dejar en libertad a los presos políticos y frenar muchas de los decretos y leyes que, a juicio de muchos observadores, han llevado al país a una situación en crisis. Y si consiguiera hacerse con tres quintas partes, es decir, con 101 escaños, Maduro no podrá ya gobernar por decreto, como lo ha venido haciendo desde que asumió el poder.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La jornada electoral en Venezuela trasncurre sin incidentes y con participación muy alta