La UE alerta de que la lucha por liderar la yihad extenderá el terror

Bruselas advierte una feroz competencia entre Al Qaida y el Estado Islámico


Bruselas / Corresponsal

La lucha entre el Estado Islámico y Al Qaida por liderar la yihad internacional es «feroz», como se ha puesto de manifiesto en Yemen, y ha elevado la alarma en Europa y África, potenciales escenarios de un atentado que podría materializarse «en algún momento». Esa fue la principal advertencia que lanzó ayer en Bruselas el coordinador europeo contra el terrorismo, Gilles de Kerchove.

El belga pidió que no se subestimasen los riesgos de la pugna entre las dos facciones por granjearse el apoyo mayoritario de los suníes radicales, que puede llevar a Al Qaida a sacar músculo frente al EI y perpetrar pronto un ataque contra objetivos europeos: «Al Qaida podría atentar para demostrar que todavía está en el negocio». Kerchove apuntó a varios factores que han alimentado la batalla frenética por imponer el terror. En primer lugar, la pervivencia de Estados fallidos o inmersos en guerras civiles, como Siria o Libia. Para las milicias terroristas es mucho más fácil fortalecerse en medio del caos. Por otro lado, la «creciente tensión entre suníes y chiíes», promovida por las dos facciones suníes y por Irán, donde los chiíes tienen el control. Los vacíos gubernamentales que ocasionó la Primavera Árabe también han sido determinantes. En  países como Túnez todavía están fortaleciendo sus instituciones: «Túnez está hoy peor equipado que hace cuatro años frente al regreso de miles de combatientes extranjeros», afirmó antes de reconocer que la UE «no estuvo a la altura».

El ministro turco para Asuntos Europeos, Volkan Bozkir, fue más tajante al recordar que con «solo bombardear algunas posiciones no será suficiente para vencer al EI» y sugerir el envío de «fuerzas no convencionales a Siria».

El último desafío de las milicias del califato del terror tuvo como escenario Yemen. El atentado del viernes en el que murieron 142 personas se interpreta como una provocación a Al Qaida, para quien Saná, la capital, es su tradicional bastión. El EI se anotó un tanto fuera de casa y empieza a ganar más apoyos entre la población suní yemení, que se siente desprotegida y vilipendiada por el control que ejerce la minoría chií gobernante. Los expertos advierten de que los atentados coordinados de Túnez y Yemen pueden ser el preludio de una campaña terrorista en Europa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La UE alerta de que la lucha por liderar la yihad extenderá el terror