El Ejército de Chad se dirige a Camerún contra Boko Haram

El país vecino solicitó ayuda para luchar contra la amenaza del «enemigo común»

la voz

El Ejército de Chad partió ayer hacia Camerún, que solicitó la ayuda de su vecino para luchar contra Boko Haram. La milicia extremista multiplica los ataques contra Camerún desde que proclamó un Estado islámico en el noreste de la limítrofe Nigeria.

Y es que el terror de los islamistas no conoce fronteras. La última masacre de Boko Haram arrasó una población, Baga, situada a orillas del lago Chad, que los islamistas usan cada vez con mayor frecuencia como punto de partida para cometer sus actos de barbarie, tanto en Nigeria como en Camerún.

Desde entonces, la cooperación entre ambos países se ha intensificado y el presidente de Camerún, Paul Biya, anunció ayer que el Gobierno de Chad había ordenado el envío de «un gran contingente militar». El Parlamento chadiano autorizó el «apoyo a las fuerzas camerunesas y nigerianas, en guerra contra los terroristas» y ayer mismo ya partía una primera columna de tanques y armas pesadas de la capital, Yamena. Los primeros soldados lo harán este fin de semana, aunque no se informó sobre el número exacto de tropas que se enviarán.

En un mensaje al Parlamento, el presidente de Chad, Idriss Deby Itno, dijo que quería «reconquistar Baga», la población donde los islamistas cometieron la masacre más sanguinaria desde que comenzaron a operar en el 2009, según AFP. «Este lugar constituye la base principal de la fuerza multinacional y es el epicentro de nuestros intercambios económicos» con los países vecinos, añadió.

Biya solicitó hace poco la ayuda internacional para contener la amenaza terrorista, advirtiendo que la intención de establecer un califato en la región convierte a Boko Haram en «una amenaza global que necesita una solución global». El jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, corroboró la advertencia y calificó de «crimen contra la humanidad» el asalto de Baga. También el presidente francés, François Hollande, mención la necesidad de apoyar a estos países, amenazados por un «enemigo común» que se llama terrorismo.

Tras arrasar Baga, los islamistas secuestraron a cientos de mujeres, más de 500 según una testigo que fue liberada, y niños. En otro testimonio recogido por Amnistía Internacional, otra testigo habla de 300 mujeres, que estuvieron recluidas en una escuela. «Liberaron a las de más edad, a las madres y a la mayoría de los niños al cabo de cuatro días, pero se quedaron con las jóvenes», añadió esta testigo.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, visitó por sorpresa el noreste del país, en medio de las críticas por la ineficacia del Gobierno que amenaza su reelección el 14 de febrero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El Ejército de Chad se dirige a Camerún contra Boko Haram