Barack Obama: «El cambio llegará a Cuba»

Admite que el régimen castrista «reprime a su pueblo», pero defiende la «oportunidad» que se presenta y que Estados Unidos debe estar allí


Nueva york / corresponsal

En su última rueda de prensa del año, Barack Obama hizo un repaso a lo que ha sido su Gobierno en el 2014, pero sobre todo defendió su acuerdo con Raúl Castro, que pone fin a más de cincuenta años de hostilidades entre Estados Unidos y Cuba, y se mostró convencido de que «el cambio llegará a Cuba», aunque no será «de la noche a la mañana».

A los que le acusan de acercarse a un país que no respeta los derechos humanos, repitió el argumento que dio el primer día: más de cinco décadas de aislamiento no han logrado que la situación haya mejorado. «Comparto la preocupación de los disidentes y de los grupos de defensa de los derechos humanos sobre que este es un régimen que reprime a su pueblo», dijo Obama, pero añadió que «cuando has intentado algo y no funciona, debes intentar algo diferente si quieres otro resultado».

«El cambio llegará a Cuba. Tiene que llegar. Tiene una economía que no funciona», dijo Obama, recordando que el régimen castrista «ha dependido durante años de las ayudas de la Unión Soviética y luego de las de Venezuela». «Eso no se puede sostener. Y cuando más los cubanos vean lo que es posible, más interesados estarán en un cambio», dijo. E insistió en que «podrá ocurrir rápido o podrá ocurrir más lentamente de lo que me gustaría. Pero va a ocurrir».

Otro argumentó del presidente para normalizar las relaciones con la isla caribeña es que da a Estados Unido «una mayor oportunidad de influir para que se produzcan cambios».

La broma de Raúl Castro

Sobre la conversación telefónica que mantuvo el lunes para cerrar el acuerdo con Raúl Castro, la primera entre un presidente cubano y estadounidense en 60 años, contó que fue amistosa e incluso bromearon: «Cuando me disculpé con el presidente Castro por haberle tenido mucho tiempo al teléfono, él me dijo que soy todavía un hombre joven y que aún podría batir el récord de su hermano Fidel que una vez habló durante siete horas».

No tiene planes de visitar Cuba en los dos años que le quedan en la Casa Blanca, y tampoco la relación está en una etapa en la que se pueda pensar que Raúl Castro pudiera visitar Estados Unidos. «Pero soy todavía un hombre joven -dijo, recordando como le había denominado Castro- así que es posible que en algún momento de mi vida visite Cuba».

Ante la posibilidad de que el Congreso, en manos republicanas a partir de enero, pueda frenar el establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, Obama aseguró que va a trabajar con los conservadores para evitarlo. Pero recordó que en lo referente al embargo, solo el Congreso puede acabar con él. Hizo hincapié en que hay políticos de los dos partidos que están a favor de finalizar el aislamiento económico, igual que también hay partidarios de mantenerlo. «No sé lo que va a suceder pero sí sé que el embargo es contraproducente y que en algún momento habrá que acabar con él», dijo en una concurrida rueda de prensa, horas antes de irse de vacaciones de Navidad con su familia a Hawái.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Barack Obama: «El cambio llegará a Cuba»