Las fronteras de la UE, bajo presión

Juan Carlos Martínez REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

Más de 40.000 personas cruzaron ilegalmente a Europa en el último trimestre del 2013

23 feb 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

El año 2013 terminó con un fuerte incremento de la presión migratoria en las fronteras exteriores de la Unión Europea, principalmente a causa del conflicto armado en Siria y de la inestabilidad en Egipto y Libia. Para el 2014, los expertos no esperan mejoras. Los últimos datos homologables de Frontex, la agencia europea encargada del control fronterizo, correspondientes al tercer trimestre del año, dicen que en esos tres meses cruzaron ilegalmente las fronteras del espacio Schengen 42.600 personas, frente a las 22.000 del mismo período del año anterior. En los últimos doce meses suman 90.000.

¿Son muchos? Todo es relativo. No parecen demasiados si se tiene en cuenta que informes policiales cifran en 30.000 el número de inmigrantes que esperan en Marruecos la ocasión de colarse en Ceuta o Melilla o de lanzarse al mar para cruzar a España.

La vía aérea, la principal

Esas cifras aún parecen menos importantes cuando consideramos que la primera vía de entrada en Europa siguen siendo los aeropuertos, adonde los inmigrantes llegan legalmente, como turistas, para luego instalarse clandestinamente en el país de elección. Por este medio Frontex calcula que se han quedado en Europa 326.000 inmigrantes ilegales en los primeros nueve meses del año pasado.