Merkel convoca la primera reunión de crisis de la coalición alemana

El caso de un diputado del SPD con pornografía infantil envenena la relación entre socios


Berlín / Corresponsal

La gran coalición de Angela Merkel no ha cumplido dos meses de vida, pero ya ha perdido a un ministro y hoy celebra su primera cumbre de crisis. De crisis de confianza, podría decirse. Merkel, líder de la CDU, su vicecanciller socialdemócrata, Sigmar Gabriel, y Horst Seehofer, el primer ministro bávaro y jefe de la CSU, se reúnen en la cancillería para devolver la estabilidad a un tripartito que empezó con buen pie pero que ya ha sufrido su primer tropezón: la dimisión del ministro de Agricultura, Hans-Peter Friedrich.

El «león de Baviera», Seehofer, ruge furioso y es que su ministro ha dimitido por un «pecado ajeno», concretamente cometido por la bancada socialdemócrata. Al parecer, el entonces ministro del Interior, el socialcristiano Friedrich, alertó al SPD de que uno de sus diputados más brillantes y prometedores, estaba siendo investigado por consumir pornografía infantil. Los tres partidos se encontraban sumidos en negociaciones para formar una gran coalición y Sebastian Edathy, el susodicho diputado, era uno de los ministrables o futuro secretario de Estado. A Friedrich le pareció en ese momento oportuno informar a Sigmar Gabriel, para que no se tomaran decisiones erróneas.

Al parecer, el líder del SPD compartió la información con el ahora ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, y con el jefe del grupo parlamentario, Thomas Oppermann. Ayer Gabriel decía entender el enfado de los socialcristianos y elogiaba la actitud de Friedrich, de informar al SPD, «para evitar males mayores», lamentando su dimisión. «Muchos dicen que no es justo y no lo es», apuntaba Gabriel, a tenor de las demandas del líder de la CSU, Seehofer, que exigía hace pocos días la cabeza de Oppermann en contrapartida.

Opermann fue quien comunicó la semana pasada el intercambio de información entre Friedrich y Gabriel. La fiscalía de Berlín investiga ahora si se revelaron secretos procesales a favor del exdiputado. Y es que cuando la policía registró la vivienda de Edathy, encontraron discos duros vaciados y «tan solo» fotos de menores desnudos, que rayan la pornografía, pero que según la ley alemana no serían ilegales.

No obstante, el caso Edathy le ha costado el puesto a Friedrich. Ayer entregó su cartera al presidente federal y no lo hizo de buena gana. Muy probablemente su jefe, Horst Seehofer, exija hoy compensaciones a su colega de coalición, Gabriel. Entre ambos machos alfa la química funciona, como se vio durante la formación de gobierno por lo que es probable que lleguen a algún acuerdo en forma de concesiones parlamentarias.

El socialdemócrata Oppermann no parece por la labor de dimitir por soplón. Ayer recibía el respaldo de su jefe, Gabriel, quien a su vez lo obtenía de la canciller, que a través de su portavoz aseguraba que no hay crisis de confianza en el gobierno.

Ahora bien, también exigió (siempre a través de terceros, fiel a su estilo) que se esclarezcan los traspasos de información que se llevaron a cabo. ¿Quién informó a quién? ¿Cuándo? Los líderes socialdemócratas aseguran no haber advertido a Edathy de que estaba siendo investigado. Pero, si se descubre lo contrario, probablemente Gabriel tendría los días contados en su cargo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Merkel convoca la primera reunión de crisis de la coalición alemana