El SPD logra imponer su agenda a Merkel

El socialdemócrata Sigmar Gabriel remonta cuatro punto en los sondeos


Berlín / corresponsal

A los socialdemócratas les ha sentado bien este comienzo de legislatura, aunque sea a la sombra de Angela Merkel. A juzgar por los sondeos, el SPD de Sigmar Gabriel, el orondo vicecanciller, habría remontado cuatro puntos, hasta el 28 %, con respecto a la primera quincena de enero, mientras que la CDU/CSU, todavía con clara ventaja, habría retrocedido un punto, hasta un 47 %. Obviamente, falta una eternidad hasta las próximas elecciones generales. No obstante, este sondeo revela que el socio menor de la coalición ha inaugurado esta tercera legislatura de Merkel dominando la agenda política.

Gabriel, el superministro de Economía y Energía, quiere haber aprobado su cambio energético antes del verano, con la reforma de la ley de subvenciones a las energías renovables. Su intención es frenar la subida de la tarifa eléctrica, y lo notará sobre todo la energía eólica, que hasta ahora recibía jugosas ayudas.

Merkel ya anunció el apagón nuclear progresivo hasta el 2020, pero Alemania sigue quemando carbón a marchas forzadas. Regiones como Renania del Norte-Westfalia no quieren oír hablar de ponerle freno, y no es la única región que bloqueará los planes de Gabriel. Los Länder del norte del país, por su parte, no quieren renunciar a una ampliación de los parques eólicos. Y en siete de las regiones alemanas gobiernan los verdes, que no se lo pondrán nada fácil al superministro. Sigmar Gabriel necesitará pues mucho poder de convicción.

Andrea Nahles, también ministra socialdemócrata, presentaba esta semana su proyecto de ley de reforma de las pensiones, que habrá de entrar en vigor el próximo 1 de julio. Aunque fuertemente criticado incluso por correligionarios, como el excanciller Gerhard Schröder, y por la patronal, que acusa a SPD y CDU de satisfacer a su electorado a costa de las generaciones más jóvenes, la realidad es que Nahles no podía ocultar su satisfacción este miércoles al presentar el proyecto de ley. Aquellos que hayan cotizado al menos 45 años podrán jubilarse a los 63, también las pensiones mínimas subirán. Ahora bien, ¿cómo financiar todo esto que los expertos calculan en costes añadidos de 60.000 millones de euros hasta el 2020? De momento se hará con las reservas acumuladas en las cajas jubilatorias y renunciando a una bajada de las cuotas.

Con un 80 % de la bancada parlamentaria, la gran coalición no debería tener problemas para llevar adelante sus políticas. Pero de momento los que realmente pisan fuerte la tribuna política son Gabriel y Nahles. Merkel tuvo que pronunciar su discurso del miércoles ante el Bundestag sentada, obligada por el accidente de esquí que sufrió en sus vacaciones de Navidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El SPD logra imponer su agenda a Merkel