Obama cancela ejercicios militares pero mantiene la ayuda a El Cairo

Turquía critica la «hipocresía» de la comunidad internacional tras la matanza


nueva york / corresponsal

El presidente estadounidense, Barack Obama, interrumpió ayer sus vacaciones para enviar una advertencia a Egipto: quedan suspendidas las maniobras militares conjuntas que ambos países iban a realizar en septiembre en la península del Sinaí, y que vienen efectuando periódicamente desde 1979.

Obama condenó con dureza la represión llevada a cabo por el Gobierno egipcio contra los partidarios de los Hermanos Musulmanes. Aseguró que EE.UU.«no puede determinar el futuro de Egipto». «No tomamos partido por ningún partido, deploramos el estado de excepción», dijo también. Pero su decisión de cancelar las maniobras militares es interpretada como la reacción más leve que podía tener ante la masacre del miércoles. Así, Washington mantiene la ayuda anual de 1.300 millones de dólares al país, con lo cual conserva el poder de presión sobre los militares, al mando desde el golpe de estado contra Mohamed Mursi.

Más tarde, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, telefoneó a su homólogo egipcio, Abdelfatá al Sisi, y le advirtió de que los actos de «violencia» y las medidas contrarias a la «reconciliación» nacional están poniendo «en riesgo» elementos clave de la cooperación militar bilateral.

Por su parte, el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, reclamó la celebración de una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU para debatir la «masacre», y criticó la «hipocresía» de la comunidad internacional. Erdogan criticó desde el principio la destitución de Mursi y la calificó de «golpe de estado».

El Consejo se reunió ayer de urgencia a petición de Francia, Reino Unido y Australia.

Suministro de armas

La jefa de la diplomacia italiana, Emma Bonino, subrayó que los socios europeos están en contacto para tratar el tema de Egipto y está prevista una reunión de los ministros de Exteriores para el lunes o martes. Bonino aseguró que Italia propondrá a el bloqueo del suministro de armas a Egipto. Ayer, Dinamarca suspendió la ayuda a Egipto, unos 4 millones de euros.

En el otro lado de los posicionamientos sobre lo ocurrido en El Cairo están Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, que apoyaron la represión. Emiratos dijo «comprender las medidas soberanas tomadas por el Gobierno egipcio tras haber mantenido una moderación máxima en los últimos tiempos». Bahréin consideró que «las medidas tomadas en Egipto para restablecer el orden responden a una petición de los ciudadanos que el Estado tiene el deber de proteger».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Obama cancela ejercicios militares pero mantiene la ayuda a El Cairo