Tragedia en Brasil: Un incendio en una discoteca sin licencia deja al menos 233 muertos en Santa María

La Voz / Agencias

INTERNACIONAL

Ronald Mendes

La tragedia ha ocurrido en la región de Rio Grande do Sul. El fuego se originó tras un espectáculo pirotécnico de la banda que actuaba en el establecimiento durante una fiesta universitaria

28 ene 2013 . Actualizado a las 01:44 h.

El uso de un artefacto pirotécnico dentro de una local cerrado, el pánico provocado por la rápida expansión de la humareda y las puertas cerradas por los vigilantes figuran entre las causas de la tragedia de Santa María que dejó al menos 233 muertos y decenas de heridos muertos en una discoteca en Brasil.

La tragedia en la madrugada de este domingo en la discoteca Kiss, en Santa María, ciudad en el sureño estado de Río Grande do Sul, en la que un número aún no determinado de estudiantes de una universidad participaban en una fiesta con la presentación de bandas musicales.

Un incendio comenzó hacia las 2.30 hora local (4.30 GMT) cuando fue encendido en el palco un equipo de fuegos pirotécnicos conocido como Lluvia de plata, cuyas chispas alcanzaron la espuma utilizada como aislante acústico en el techo del establecimiento de Santa María.

«Todo comenzó porque utilizaron artefactos pirotécnicos en un local cerrado. Eso generó un incendio y un humo muy tóxico que se expandió rápidamente», explicó el comandante del Cuerpo de Bomberos de Río Grande do Sul, coronel Guido de Melo.

«El uso de un equipo no permitido terminó provocando la tragedia», agregó el oficial, quien informó de que la licencia de funcionamiento de la discoteca estaba vencida.

Según Ingrid Goldani, una de las empleadas de la discoteca Kiss, la humareda cubrió todo el local en cerca de tres minutos.

«Los integrantes de la banda Gurizada Fandangueira, que tocaban en el momento y encendieron el artefacto que provoca las chispas, intentaron inicialmente apagar las llamas con agua y después con un extintor. No sé si no consiguieron manipular el extintor, pero el fuego y el humo se expandió rápidamente», dijo.

En ese momento se apagaron las luces y todo quedó oscuro, relató el cantante Valterson Wotrich, conocido como Pimenta y vocalista de la primera banda en presentarse.