Obama se burla de Trump

El presidente de EE.UU. ridiculiza al multimillonario en una cena ante 2.000 invitados después de presentar su certificado de nacimiento


nueva york / corresponsal

Dicen en EE.UU. que nadie llega a ser presidente hasta que no logra arrancar varias carcajadas en la cena de corresponsales extranjeros que cada año tiene lugar en la ciudad de Washington. Si esta leyenda es cierta, Barack Obama consiguió el pasado domingo entrar por la puerta grande de la historia tras pronunciar un discurso en el que demostró, una vez más, que tiene el don de la palabra y supo poner en su sitio a varios de sus enemigos, comenzando por Donald Trump.

Este acto, que se celebra desde 1914, es tradicionalmente la única oportunidad que tienen los ocupantes de la Casa Blanca para burlarse de sus fantasmas, tal y como hizo Bill Clinton con el escándalo Lewinsky o George W. Bush con la guerra de Irak.

En el caso de Obama, el tema de la noche fue la polémica que rodea a su certificado de nacimiento, un rumor que se ha convertido en el arma preferida del partido republicano y donde varios de sus integrantes no han dudado en subirse al carro de los llamados birthers, el movimiento ultraconservador que acusa al demócrata de haber nacido en África. «Sé que algunas personas no acaban de creerse que he nacido en este país, por eso he decidido hacer público el vídeo de mi nacimiento», comenzó anunciando el presidente para dar paso a un videoclip de la película de Disney El rey león. Fue solo el principio de una intervención brillante que tuvo como principal víctima al multimillonario Donal Trump, quien estaba además presente en la sala. Nadie como Trump ha ido más lejos en su empeño por desacreditar a Obama, de quien llegó incluso a insinuar que había falsificado sus notas de universitario para poder entrar en la Casa Blanca.

Pero donde las dan las toman y es por eso que, esta vez, el hombre del peluquín imposible tuvo que aguantar que le tomaran el pelo ante más de 2.000 invitados. Entre las muchas perlas que Obama decidió dedicarle al multimillonario, la más celebrada fue la que puso en duda las verdaderas prioridades de Trump después de que el presidente asegurara que, tras dejar de buscar su certificado, «Donald podrá concentrarse en lo verdaderamente importante como, por ejemplo, aclarar si el hombre llegó de verdad a la Luna o qué es lo que pasó en Roswell (la base militar donde supuestamente tuvo lugar un aterrizaje extraterrestre)».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Obama se burla de Trump