El misterio de la desaparición de Sheikha Latifa, hija del emir de Dubai

La princesa anunció en un vídeo su intención de escapar del país tras sufrir abusos y torturas. Desde el 4 de marzo se desconoce su paradero


Sheikha Latifa ha acaparado titulares en las últimas semanas tras su misteriosa desaparición el pasado 4 de marzo. Latifa, de 33 años, es hija de Mohamed bin Rashid al Maktum, emir de Dubai y vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos. En un vídeo enviado antes de desaparecer a su abogada, la joven denunciaba haber sido víctima de abusos y torturas tras un primer intento fallido de escapar del país.

«Este vídeo me puede ayudar porque la única cosa por la que se interesa mi padre es por él mismo. Él podría matar a gente para mantener su propia reputación. No sé lo que mi padre puede hacerme. Es pura maldad. Es responsable de la muerte de mucha gente. Su imagen de hombre de familia es un mero ejercicio de relaciones públicas». Así de contundente relataba Sheija en 40 minutos cómo había sido su vida como parte de la familia real de Dubái. Visiblemente nerviosa, Latifa dejaba escapar que tenía miedo. «Este vídeo podría salvar mi vida. Y si estás viendo este vídeo no es tan buena noticia, o estoy muerta o estoy en una situación muy, muy mala». La joven ordenó a su abogada que distribuyera el vídeo en caso de fallecimiento o desaparición, tal y como finalmente ha ocurrido. «Este vídeo podría ser el último. Muy pronto me iré de alguna forma, no estoy segura, pero estoy 99 % convencida de que esto podría funcionar». La joven cuenta en el vídeo que ya trató de escaparse del país una primera vez en el 2002, cuando tan solo tenía 16 años, después de que su hermana mayor, Shamsa, fuera confinada por haber tratado de hacer lo mismo un par de años antes. Explica que en aquel momento fue encarcelada durante tres años, torturada e incluso drogada cuando, en una primera salida en libertad, tuvo un ataque de nervios porque no le dejaban ver a Shamsa.

El pasado 4 de marzo se perdía la pista de la joven princesa de Dubái, uno de los treinta hijos del emir. Ese día envió a su abogada, Radha Stirling, un último mensaje de WhatsApp. En el momento de su desaparición, Sheikha Latifa estaba en compañía de su amiga e instructora de paracaidismo finlandesa Tiina Johanna y de Hervé Jaubert, un exespía de nacionalidad francoestadounidense que huyó hace una década de Emiratos oculto bajo un niqab y un traje de buceo. Stirling recibió un mensaje de socorro, y posteriormente una llamada de auxilio de Latifa. «Radha, ayúdanos por favor. Hay hombres afuera. Escucho disparos y estoy escondida con mi amiga», alcanzó a balbucear antes de cortar la comunicación. La joven había escapado en un yate junto a sus amigos, y las últimas coordenadas del barco antes de la desaparición apuntaban a que navegaban por la costa de Goa, en la India. 

Este jueves, tras dos semanas retenidos, los dos compañeros de huida de la princesa han sido puestos en libertad, según ha informa LOC.  Las familias de ambos acompañantes han confirmado el fin del cautiverio cautiverio. Sheikha Latifa, sin embargo, continúa en paradero desconocido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Tags
Comentarios

El misterio de la desaparición de Sheikha Latifa, hija del emir de Dubai