Recy Taylor, el caso que resucitó Oprah Winfrey en los Globos de Oro

Cuando regresaba de la iglesia, fue secuestrada por seis hombres que la violaron y la dejaron tirada en la carretera con los ojos vendados. Aunque fueron identificados, nunca se hizo justicia

D.S.
La Voz

Con solo citar su nombre, Oprah ha hecho ápice de justicia. La todopoderosa presentadora estadounidense recordó en su aclamado discurso en los Globos de Oro el caso de una joven negra que fue violada en la década de los cuarenta. Mencionando a Recy Taylor, Winfrey se unió años de dura lucha contra el racismo y el machismo, la larga batalla de una mujer negra contra seis hombres blancos que la asaltaron, abusaron de ella y la abandonara, y que aunque fueron identificados, nunca fueron detenidos.

En 1944, Recy Taylor con 24 años regresaba de la iglesia de Alabama, cuando fue secuestrada por seis hombres blancos armados, quienes la violaron y la dejaron tirada al borde de la carretera con los ojos vendados y la amenazaron con matarla si contaba lo ocurrido. Ella decidió no callarse y los culpables de este brutal asalto y abuso fueron identificados. Con la ayuda de la investigadora Rosa Parks y legiones de mujeres, lucharon porque se hiciese justicia. Su historia fue reportada a la Asociación Nacional por los Avances de la Gente de Color (NAACP), pero tal como recordó Oprah en su discurso: «la justicia no era una opción en la era de las leyes de Jim Crow y, los hombres acusados nunca fueron perseguidos».

En el año 2011, el Estado de Alabama le pidió disculpas a Taylor por «fracasar» en su tarea de perseguir a sus agresores, quienes fueron identificados. Al ser la víctima una mujer negra y ellos blancos no hubo juicio, tal como relata el documental La violación de Recy Taylor, de Nancy Buirski, que se proyecta en la sección Horizontes del festival de Venecia.

Al borde de cumplir 98 años, Recy Taylor murió hace apenas diez días y no pudo escuchar como le rendían homenaje uno de los momentos más importantes de la gala de los Globos de Oro. «Solo espero que, Recy Taylor muriese sabiendo que su verdad, como la verdad de tantas otras mujeres que han sido atormentadas en todos estos años y aún lo siguen siendo, sale adelante. Estuvo en el corazón de Rosa Parks, cuando 11 años después tomó la decisión de quedarse sentada en aquel autobús en Montgomery y está aquí con cada una de las mujeres que elige decir «Me too» («Yo también», haciendo alusión al movimiento de apoyo a las víctimas de agresión y acoso sexual). Y, con cada hombre que elige escuchar», aseguraba Winfrey durante su discurso. 

«Nos miraban como animales»

El documental sobre Recy Taylor se adentra en la investiagación del caso y desentraña toda una historia de policías corruptos y racistas. «No nos miraban como seres humanos, sino como animales. Y algunos aún lo creen», explica en el documental uno de los nietos de Taylor. Al parecer, los agentes supieron enseguida de la violación: identificaron el coche, y su conductor, Hugo Wilson. Y este acusó a sus cinco compañeros. Pero la investigación se saldó con una multa de 250 dólares para Wilson. Por ello, la comunidad negra local acudió a la Asociación Nacional por los Avances de la Gente de Color (NAACP), la responsable de desligar a Rosa Parks, la activista negra que diez años después cambiaría la historia al negarse a ceder el asiento en un autobús a un blanco. Con ella, y una de las mayores movilizaciones de asociaciones y prensa negra hasta la fecha, la denuncia llegó ante una Corte. Pero el 4 de octubre de 1944, un jurado de hombres blancos decidieron que no había caso. Ninguno de los presuntos implicados había sido llamado a declarar; nunca hubo ni tan siquiera un careo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

Recy Taylor, el caso que resucitó Oprah Winfrey en los Globos de Oro