El Celta necesita un volantazo

x. r. c. VIGO

GRADA DE RÍO

RC CELTA

Los vigueses, que firman su peor inicio en Primera, visitan a un Levante también huérfano de triunfos, con cambios en el once y apremiados por los puntos

21 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Eduardo Coudet admite que vive su momento más difícil como entrenador, pero del mismo modo no tiene ninguna duda de que el Celta arrancará con él al volante. Nunca en su vida deportiva había estado cinco jornadas sin ganar, pero el inicio de curso celeste, del todo inesperado, se ha convertido en una tortura que tiene que acabar cuanto antes y esta noche será la primera oportunidad ante un Levante que vive de las mismas fuentes balompédicas de la presión alta, la posesión y el descaro.

El Chacho quiere ver el vaso medio lleno. El Celta ha ido evolucionando, compitiendo en cada partido y subsanando déficits como el de los tiros a puerta, pero todavía le falta algo y el tren de la liga hace tiempo que se ha puesto en marcha. El foco está puesto ahora en minimizar los errores defensivos y también en los estados de forma individuales, dos aspectos que han salido a colación desde el inicio de liga.

Unos problemas cuyo intento de solución podría agitar el árbol de los cambios para la cita de esta noche en el barrio de Orriols. Néstor Araujo, que parece recuperado, regresará al centro de la zaga para formar pareja con Jeison Murillo, lo que significa que por primera vez el Chacho repetirá tándem (coincidieron en el partido del Bernabéu). El sacrificado será José Fontán, que volvió 45 minutos ante el Cádiz y luego se quedó en el vestuario.