En la senda de Luis Enrique

El Celta firma el segundo peor arranque del siglo, solo por delante de los seis puntos del hoy seleccionador, que más tarde enderezó el rumbo hacia un final tranquilo


vigo

El Celta firma el segundo peor arranque de liga en Primera desde el cambio de siglo. Los siete puntos que ostenta en estos momentos solo son empeorados por el equipo de la campaña 13/14, con Luis Enrique en el banquillo, cuando el equipo sumaba seis puntos después de los mismos nueve partidos. En aquella ocasión, la dirección celeste aguantó al asturiano en el puesto y el hoy seleccionador terminó dejando al equipo casi en mitad de la tabla después de una buena segunda vuelta. El curso pasado, el Celta ya tenía los mismos nueve puntos con el que Óscar cogió al equipo en la jornada 13.

La racha actual del conjunto vigués alcanza los siete partidos sin ganar, con tres puntos en otros tantos encuentros y cuatro derrotas, tres de ellas en Balaídos y solo una a domicilio, en Pamplona. Estos tres puntos de 21 posibles colocan al equipo al borde del descenso, que no pisa desde la jornada 22 de la temporada pasada. Ayer libró de la zona roja por el empate del Huesca ante el Eibar y hoy tendrá que estar atento al desarrollo del Levante-Alavés, ya que un triunfo de los granotas les enviaría a la décimo octava posición.

Con Luis Enrique en el banquillo, el arranque del Celta fue muy similar. Los vigueses abrieron la liga con un empate (2-2 con el Espanyol) y ganaron en la segunda jornada en el Villamarín (1-2). A partir de ahí, el equipo solo sumó dos puntos en siete partidos al empatar en casa con el Granada y el Villarreal. En la décima jornada, el Celta y Luis Enrique habían tomado oxígeno con un rutilante 0-5 en Málaga, una escena difícil de repetir en el Sánchez Pizjuán dentro de dos semanas. El histórico de jornadas sin ganar del cuadro vigués está en 11 partidos en la temporada 14/15, en la que Berizzo estuvo a punto de ser sustituido.

Los números del arranque actual empeoran a los de Fran Escribá la pasada campaña e incluso los de Antonio Mohamed dos años atrás, ya que con el Turco la escuadra tenía a estas alturas 10 puntos y estaba en la zona cómoda de la tabla, una situación idéntica a la vivida la temporada del ascenso que acabó con la salvación del 4 %. Con Herrera también eran 10 puntos en nueve partidos. Y el año del último descenso el entonces equipo se Fernando Vázquez tenía 11.

Los mejores arranques

En el lado contrario la mayor puntuación de los vigueses desde el cambio de siglo se dio en la temporada 15/16, cuando los de Berizzo tenían 18 puntos y luego terminarían consiguiendo una plaza para la Europa League. En cuanto a posición en la tabla, en la 2001/02 eran segundos con un punto menos (17). Ahora son otros tiempos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

En la senda de Luis Enrique