Un lustro disfrutando de Iago Aspas

Se cumplen cinco años del regreso a casa del moañés tras su paso por Liverpool y Sevilla


Vigo

"El regreso más esperado: Iago Aspas vuelve a su casa. Principio de acuerdo con el Sevilla". Era el 12 de junio del 2015 pasadas las 20.00 horas y, de manera completamente inesperada, el Celta anunciaba el fichaje del canterano dos años después de su marcha al Liverpool. Pese a que no le había ido bien en Inglaterra y tampoco al año siguiente en Sevilla, se trataba de un regreso ilusionante. Pero seguramente pocos eran conscientes de la trascendencia que iba a adquiriri el moañés en el equipo en todo este tiempo.

El propio jugador, quizá jugando al despiste, había declarado pocos días antes que veía muy complicada su vuelta a Vigo. Pero se produjo y como céltico afloró de nuevo su mejor versión hasta el punto de ser máximo goleador nacional tres temporadas seguidas, convertirse durante casi tres años en un fijo en las convocatorias de la selección española y ser fundamental con sus goles tanto para los objetivos del equipo, desde la clasificación europea del 2016 hasta la salvación del 2019, pasando por la gran temporada en Europa League en la campaña 2016/2017.

En el verano del 2015, Aspas era el primer fichaje del verano celeste. Tras él llegarían Daniel Wass, John Guidetti y Drazic. El canterano firmaba por cinco temporadas -en el 2019 renovó hasta el 2023- y el club pagaba por él alrededor de cuatro millones de euros, después de haberle vendido en el 2013 por nueve.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un lustro disfrutando de Iago Aspas