Tanta dificultad como necesidad

El Celta, acuciado por huir de la zona del descenso, visita a un Valencia que camina hacia la Champions


vigo

Ocho victorias para asegurar la permanencia. Ese debe ser el reto del Celta, y Mestalla esta noche se presenta como la primera oportunidad para comenzar a descontar, aunque no parece el feudo valencianista el mejor lugar teniendo en cuenta los precedentes y el nivel del rival, si bien en la primera vuelta los vigueses consiguieron derrotarles en Balaídos y demostraron que ante los grandes exhiben su mejor versión.

Para llegar al cuarto triunfo de la temporada, Óscar García señala el partido del Eibar como el camino a seguir. Por la intensidad, el criterio con el balón buscando con celeridad la portería rival y la seriedad defensiva, una trilogía que necesitan los celestes acompañar con goles, la gran rémora a estas alturas de campeonato con tan solo 17 dianas a favor en 21 partidos disputados. Para ayudar a Aspas llega Smolov y continúa el Toro Fernández, lo que llena de nueves el vestuario celeste.

Sin embargo, en Mestalla todo indica que el moañés (después del indulto del comité de competición) será el nueve de referencia en solitario en un giro táctico al 4-2-3-1 para meter en el once a Filip Bradaric, que con una semana en Vigo apunta al doble pivote en compañía de Okay Yokuslu. Porque en la medular el Celta necesita cemento para reducir la influencia en el juego de Dani Parejo. Los dos tendrían como misión cubrir las espaldas de una línea de tres mediapuntas con Santi Mina, Rafinha y Pione Sisto.

En la línea defensiva la única duda se centra en el lateral derecho, con el capitán Hugo Mallo esperando su vuelta a la titularidad, aunque Kevin encadena tres partidos consecutivos y parece asentado.

El Valencia comparece en Mestalla exhibiendo un cartel con cuatro victorias consecutivas, dos en Copa y otras tantas en Liga, la última a costa del Barcelona la semana pasada. El único hándicap es que el miércoles tuvieron que afrontar una prórroga (luego pasaron a penaltis) en su eliminatoria copera ante la Cultural Leonesa que le podría pasar cierta factura física, aunque el once de Celades mezcló titulares y menos habituales.

La contienda, desigual en lo clasificatorio (los locales buscan la Champions y el Celta la salvación) también será una jornada de reencuentros. Maxi Gómez, Wass y Rodrigo habitan en el cuadro ché después de pasar por Vigo y Santi Mina y Murillo regresan por primera vez al feudo en donde ejercieron de locales la temporada pasada. De todos ellos, el duelo más esperado es el que protagonizarán a distancia Maxi Gómez (que lleva nueve goles en liga vestido de blanco) y Santi Mina (que se queda en dos en su retorno al bando celeste).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tanta dificultad como necesidad