La salida de Lobotka del Celta, pendiente de la forma de pago

El acuerdo final con el Nápoles sería de 20 millones más cinco en variables


vigo

Stanislav Lobotka está cada vez más cerca del Nápoles, pero los plazos de pago impiden por el momento que el acuerdo quede cerrado. El entente entre el conjunto vigués y el Nápoles parecía muy próximo a cerrarse en la jornada de ayer a cambio de 20 millones fijos más cinco en variables pero la manera de percibir las cantidades parecen ahora el punto pendiente. Además ayer estaba previsto que el futbolista se reuniese con la cúpula del conjunto celeste en lo que parecía el final de una partida de ajedrez que se ha prolongado a lo largo de las dos últimas semanas.

Mientras, el nombre de Guido Rodríguez, argentino del América mexicano, es el que ha sonado como sustituto, pero el Betis le tomó la delantera al conjunto vigués (tiene un par de emisarios en México) y además el equipo celeste no tiene en estos momentos plazas de extracomunitarios.

Lo que comenzó como el enésimo rumor de mercado de Lobotka a finales del 2019 está a punto de convertirse en realidad. Stanislav ya no jugó el partido del pasado fin de semana y desde entonces el desenlace parecía bastante claro. El eslovaco entrenó con normalidad martes, miércoles y jueves en Vigo mientras las negociaciones seguían abiertas y el Celta tensaba la cuerda para sacar la mayor rentabilidad a la operación. Ayer, después de varias alternativas, desde Italia confirmaban que las dos escuadras habían llegado a un punto de acuerdo definitivo: el Celta percibirá un fijo de 20 millones por el traspaso y entre cuatro y cinco por diversas variables. En total, unos 25 millones de euros de los que cinco irán a parar a las arcas del Nordsjælland danés, que en el momento de venderlo al Celta se había quedado con el porcentaje. Aún así el negocio es redondo para los vigueses, que lo compraron por cinco y tres años después sacan 15 limpios de ganancia.

Las alternativas

Frente a la salida de Lobotka dos son los nombres que han sonado para el mediocentro célticos, los dos argentinos: Guido Rodríguez y Augusto Fernández. El primero es objetivo del Betis desde hace meses y todo apunta a que terminará de verdiblanco, mientras que el excéltico, que estuvo en China en las últimas temporadas, llegaría a Vigo libre.

Augusto Fernández tiene 33 años y hace cuatro que se marchó del Celta rumbo al Atlético de Madrid también en el mercado invernal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La salida de Lobotka del Celta, pendiente de la forma de pago