Aspas, a revalidar el pichichi del año

El céltico, que ha marcado 15 goles en el 2019 pese a estar parado tres meses, debe recuperar un tanto al getafense Jaime Mata, que con 16 dianas en siete partidos más es el español más efectivo


vigo / la voz

El gran reto de Iago Aspas para finalizar el año 2019 es que el Celta coma las uvas fuera de la zona de descenso, pero en un segundo lugar aparece la posibilidad de revalidar su hegemonía como máximo goleador español un año más. A falta de dos partidos de Liga para el parón, el moañés suma 15 goles desde el pasado mes de enero (10 en el anterior ejercicio y cinco en el actual) pero el getafense Jaime Mata le ha robado el primer puesto por un solitario gol (16). Otra tarea pendiente para el diez del Celta.

Iago tiene mal acostumbrado a todo el mundo del fútbol. Tres veces consecutivas máximo goleador español de Primera División, ya se ve como algo normal que año tras años sea el máximo realizador nacional. Sin embargo, este 2019 ha estado cargado de dificultades en lo personal y en lo colectivo. Porque hay que tener en cuenta que el moañés lleva 15 goles pese a estar parado tres meses (no jugó su primer partido hasta marzo) y militando en un equipo que ha hecho de la zona pantanosa de la tabla clasificatoria parada y fonda. De hecho, el céltico no se estrenó como goleador este curso hasta la octava jornada.

Frente a esta dificultad, emerge el tridente del Getafe, que está viviendo un 2019 mágico, con la entrada en la Europa League el curso pasado y luchando incluso por un puesto de Champions en la actualidad.

Baste como ejemplo que hasta la fecha Aspas jugó siete partidos menos que Mata: 26 frente a 33, ya que el madrileño disputó 19 encuentros hasta el mes de junio y 14 en lo que va de ejercicio actual. Por contra Iago solo actuó en los últimos diez duelos de liga el curso pasado, aunque ahora ha estado en los 16 disputados, de hecho es el único jugador céltico que tiene un pleno en cuanto a participación. Su ratio en el ejercicio natural es de 0,57 tantos por encuentro, frente a los 0,48 de Mata, nueve décimas peor que el moañés.

Los perseguidores

En un tercer escalón del gol español durante el 2019 aparecen tres jugados con 13 tantos cada uno. Dos de ellos visten el rojiblanco del Athletic: Iñaki Williams y Raúl García. El ariete anotó nueve goles en el primer semestre del año, en donde fue pieza clave para el subidón del conjunto rojiblanco, pero esta liga ha vuelto a sus números más discretos con cuatro dianas.

Raúl García, desde la media punta, se mueve en unos parámetros similares, con ocho tantos antes de junio y cinco en el nuevo curso, la misma secuencia que Mikel Oyarzabal, el tercero en discordia, lo que confirma la importancia de su juego y su acierto en el engranaje de la Real Sociedad.

De todos los jugadores con pedigrí de goleador, dos apuntan a un cambio antagónico de un año a otro. Gerard Moreno llegó a junio con cuatro dianas, pero iniciado este campeonato ha dado un paso adelante y ya lleva ocho en 16 jornadas (a un tanto cada dos partidos). Por contra Borja Iglesias, que dejó el Espanyol tras marcar nueve goles hasta mitad de año, en un ciclo similar lleva uno con el Betis. Diez en total, uno menos que su compañero Loren Morón, ya que suma ocho a estas alturas (y tres del curso anterior).

Salvo sorpresa, Iago se quedará por primera vez en el último trienio por debajo de los 20 goles en un año natural. El curso pasado pulverizó todos los registros con 22 dianas, mientras que en el 2017 fue el rey del gol con 20.

Cuatro al Villarreal

En este 2019 en el que suma 15 goles su víctima preferida ha sido el Villarreal, a quien le ha marcado cuatro (dos en la final de marzo en Balaídos y otros tantos en El Madrigal hace un par de semanas). La Real Sociedad y el Rayo también se llevaron un par la campaña pasada. Iago no marca por partida triple desde hace más de un año ante el Eibar.

La recuperación goleadora de Iago Aspas podría traer además un premio añadido para el 10 del Celta, la vuelta a la selección con la que perdió contacto en el último semestre bajo la dirección de Robert Moreno. Con la vuelta de Luis Enrique, si los goles y el juego acompañan, lo tendrá un poco más fácil.

A Iago Aspas le quedan por delante dos encuentros para irse a la Navidad con otro entorchado. El domingo debe ser pieza clave ante el Mallorca y siete días después aprovechar la visita al Ciutat de Valencia, uno de los caladeros tradicionales del Celta en los últimos años. Mata, que parte con la ventaja de un gol, tendrán enfrente a los zagueros del Valladolid este fin de semana y acabará visitando al Villarreal. Otro duelo para cerrar el difícil 2019 en clave celeste.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aspas, a revalidar el pichichi del año