El precedente del Elche avala a Escribá

El valenciano, que repite su peor inicio en una liga en Primera, tenía los mismos nueve puntos con los ilicitanos en la temporada 14/15 y acabó dejando al equipo en la mitad de la tabla


vigo

Fran Escribá repite su peor inicio como entrenador porque el Celta calca los mismos nueve puntos que tenía su Elche después de once partidos en la campaña 14/15. Aquel equipo acabó salvando la situación con el valenciano en el banquillo, aunque luego los despachos le condenaron al descenso. Hasta la fecha Escribá lleva dos despidos, uno en el Getafe en la trigésima segunda jornada, que le examina mañana y otro en el Villarreal después de seis partidos y todo indica que mañana se juega el tercero.

El ejemplo más parecido al actual lo protagonizó el entrenador céltico en su tercera temporada en el Elche. Después de ascenderlo y de protagonizar un buen arranque en el regreso a Primera, el preparador se encontró con su primer problema grave en el Martínez Valero al tercer curso. Y con una secuencia de partidos que recuerda al proceso actual en el Celta. Comenzaron con derrota en el Camp Nou, luego vino un empate en casa con el Granada y el primer triunfo en Vallecas, pero a partir de aquí encadenaron seis partidos sin ganar con un solo punto (empate con el Almería 2-2) de 18 posible. En la décima jornada tomaron aire con un triunfo sobre el Espanyol y a continuación empataron en Getafe para comenzar a sacar la cabeza de la zona complicada. Los mismos nueve puntos con 10 goles a favor y 22 en contra.

No obstante aquel equipo lo logró estabilizar su trayectoria hasta el mes de enero, cuando comenzó a sumar de una manera estable para terminar la liga en décimo tercer lugar y con 41 puntos y un colchón de 16 con respecto al descenso que marcaba en Eibar y que fue repescado después por la LFP. Jonathas fue el máximo goleador con 14 dianas en un equipo que terminó con 35 goles a favor (una media de 0,9 por partido).

Otras situaciones

El segundo peor arranque de Escribá comenzando la temporada lo firmó al curso siguiente con el Getafe. Con los azulones sumó diez puntos en las mismas once jornadas y aunque se mantuvo en el puesto terminó siendo cesado a falta de seis partidos tras una acentuada crisis.

Por contra, el mejor arranque de Escribá en Primera se dio con el Villarreal en el curso 16/17 porque después de once partidos el equipo amarillo ya tenía 22 puntos y era cuarto clasificado. Al final de Liga perdió el puesto de Champions pero fue quinto y pudo entrar en la Europa League. Marcando 56 goles con Soriano y Bakambú como estiletes. Unos meses después fue destituido en la sexta jornada con siete puntos y con tres de margen sobre el descenso.

En Segunda División el valenciano también había firmado un arranque espectacular con el Elche, al que hizo campeón después de tenerlo líder de principio a fin en la 12/13. Tras los once primeros partidos los ilicitanos ya tenían 28 puntos después de sumar ocho triunfos, un empate y tan solo una derrota. Acabaron con 82 puntos, con cinco de ventaja sobre el segundo.

El primer equipo que lo destituyó, juez del futuro del entrenador

A veces el destino es caprichoso y Fran Escribá se jugará su futuro mañana ante el primer equipo que lo cesó, un Getafe en donde además había estado con anterioridad como segundo de Quique Sánchez Flores. Además, cuando el Villarreal prescindió de sus servicios en la 17/18 fue después de un 4-0 ante el Getafe en Madrid.

Escribá tampoco tuvo un buen arranque en el equipo azulón en la campaña 15/16. Comenzó con tres derrotas consecutivas (Espanyol, Granada y Athletic) y sumó su primera victoria en el cuarto intento a costa del Málaga. A estas alturas el equipo tenía 10 puntos y aunque tuvo un repunte mediada la liga que le llevó incluso al ecuador de la tabla, acaba perdiendo comba de nuevo para volver a la zona complicada pagando una racha de doce partidos sin ganar con 10 derrotas y dos empates que el colocaron en la zona de descenso. Esnáider, que fue el sustituto de Escribá tampoco lo arregló y los del Coliseum terminaron con descendiendo a Segunda con 36 puntos, a tres de la salvación que marcaba el Sporting. Cuando Escribá se marchó el equipo era penúltimo a dos puntos de la permanencia. En aquel equipo militaba el vigués Roberto Lago y todavía sigue en activo Damián Suárez.

Escribá ya había tenido un paso previo por el Getafe como segundo entrenador en la campaña 04/05 ejerciendo ayudante de Quique Sánchez Flores. En aquella ocasión terminaron la temporada en la zona intermedia de la tabla y con diez puntos de margen con respecto al descenso.

El segundo cese de Escribá tuvo lugar antes de fichar por el Celta en la recta final de temporada pasada. En este caso la dirección deportiva del submarino le envió a casa después de seis jornadas cuando el equipo tenía siete puntos. Y curiosamente fue el Getafe con una cómoda victoria en el Coliseum por 4-0 con goles de Ángel por partida doble, otro de Jorge Molina y otro de Mikel Bergara el que dictó sentencia. Y mañana de nuevo los azulones se cruzan en su camino.

La historia de celtismo de la socia número 1 Alicia Barreiro se convertía en el 2017 en la primera mujer con este honor

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El precedente del Elche avala a Escribá