El crédito de Escribá se agota

La mejoría de imagen en el Villamarín choca con la racha del cuadro vigués


Vigo

Las balas de Escribá comienzan a agotarse. El Celta mejoró en el segundo tiempo en el Villamarín, pero solo pudo marcar de penalti. Es la tercera derrota consecutiva y los vigueses regresan a Vigo en zona de descenso, una situación que llena de nubarrones el futuro inmediato del club y del propio entrenador.

Tras un inicio marcado por los duelos con los equipos grandes, las dudas comenzaron con la derrota de Ipurúa ante el Eibar, en donde a su equipo le faltaron arrobas de intensidad, y tras ganar al Athletic, se incrementaron tras la derrota en Mendizorroza ante el Alavés en donde los vigueses cuajaron un pésimo partido. Entonces la contienda ante la Real Sociedad se convirtió en el primer ultimátum, que el valenciano superó pese a la derrota por el apoyo decidido y público de la plantilla, que ha cerrado filas con el cuerpo técnico actual.

Ahora se le une un nuevo revés que todavía le deja más tocado, con el equipo en zona de descenso y con solo nueve puntos después de once partidos, la peor puntuación desde el regreso a Primera División conjuntamente con el arranque del año de Luis Enrique (temporada 13/14).

Precisamente la paciencia que el club tuvo con el exseleccionador español, que luego sacó la nave a flote, unido a la proximidad de la contienda con el Getafe, son los principales aspectos para pensar que Fran Escribá puede continuar al menos una jornada más en el banquillo del Celta, aunque por otra parte la cuesta abajo pronunciada invitan a la reflexión.

En Sevilla Escribá mantuvo la tradición y bajo su batuta el Celta sigue sin ganar a domicilio después de 17 salidas y camina con paso firme cara el año sin vencer a domicilio (se cumplirá el ocho de diciembre). Hasta entonces el equipo debe visitar al Barcelona -algunas fuentes apuntaron ayer que está en riesgo de suspensión- y al Villarreal, que no parecen las dos mejores plazas. Está por ver si con el inquilino actual en el banquillo.

De momento está convocado para hoy, a las doce menos cuarto, un entrenamiento de recuperación que debe marcar la cuenta atrás para el partido ante el Getafe del domingo a las seis y media de la tarde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El crédito de Escribá se agota