Más acento gallego en el Celta de Primera que en el B

Los célticos nacidos en Galicia tienen mayor protagonismo en el primer equipo que en el filial de Segunda B


vigo / la voz

En el Celta 2019/2020 se da una paradoja poco habitual. Transcurridas ocho jornadas de Liga tanto en Primera como en Segunda B, el primer equipo que dirige Fran Escribá supera ampliamente al filial de Jacobo Mones en los datos tanto de minutos disputados por jugadores gallegos como en la presencia en sus equipos titulares de futbolistas nacidos en la comunidad autónoma. El protagonismo de los de casa, por tanto, es muy superior en la élite que en el segundo equipo, al contrario de lo que suele ser habitual.

El conjunto de Primera cuenta en su plantilla con diez gallegos que suman 3.841 minutos en estas primeras ocho jornadas. Esa cifra incluye los registros de Rubén Blanco (720), Hugo Mallo (478), Denis Suárez (681), Brais Méndez (421), Iago Aspas (717), Santi Mina (472), Kevin Vázquez (244), David Costas (105) y del futbolista del filial Iker Losada (3), que se estrenó en Primera goleando en la primera jornada de Liga frente al Real Madrid pero que no ha vuelto a tener nuevas oportunidades y está jugando con el B.

No son los únicos gallegos, sino que a estos habría que sumarles a los dos porteros que no han tenido minutos hasta la fecha, Sergio Álvarez e Iván Villar. Además, si se habla de canteranos en vez de gallegos, la cifra del primer equipo sube a 3.950 minutos con los 105 que ha disputado Pape Cheikh, senegalés con pasado en la base del Celta (jugó en juveniles y filial) y que regresó como cedido este verano.

Así, en el plantel que guía Fran Escribá hay diez futbolistas gallegos y once canteranos, mientras que en el filial son ocho los gallegos y a doce canteranos. Pero el protagonismo de los primeros se resume en 2.425 minutos, más de 1.400 menos que en el primer equipo. Los gallegos del equipo de Jacobo Montes son Fran Vieites (451 minutos), Sergio Carreira (624), Diego Pampín (431), Iker Losada (343), José Fontán (224), David Álvarez (107) y Miguel Fernández, que no ha debutado. Además, aunque es futbolista del Juvenil de División de Honor, Gabri Veiga ha disputado 245 minutos en Segunda B.

En cuanto a canteranos, en el filial hay cuatro jugadores que han pasado por la base del Celta pero que no nacieron en Galicia. Dos de ellos, Lauti de León y Riki Mangana llevan desde niños en la comunidad, pero son de origen uruguayo y venezolano, respectivamente. En el caso del primero, de hecho, no pudo ir convocado por el primer equipo al no tener nacionalidad española. A ellos se suman el andaluz Alberto Solís y el leonés Álvaro Ramón, llegados a A Madroa en edad juvenil. Si se añaden los minutos de todos ellos, el filial sube hasta los 2.811, lejos aún de los 3.950 minutos del Celta con los gallegos más Pape.

Presencia en los onces

En cuanto a la presencia de gallegos en los onces, el Celta se ha movido entre los cinco canteranos por equipo inicial (en cinco partidos) y los seis (en tres partidos). Ocho futbolistas distintos originarios de la comunidad han sido titulares en al menos una ocasión, y el único que solo ha jugado partiendo como suplente es Losada. Aparte de él, otros tres que también fueron titulares en alguna ocasión tuvieron minutos desde el banquillo.

Los gallegos que han formado parte de todos los onces de Escribá son el mosense Rubén Blanco, el salcedense Denis Suárez y el moañés Iago Aspas. A ellos se ha sumado siempre un lateral derecho de la comunidad (primero el nigranés Kevin Vázquez en tres partidos y luego el marinense Hugo Mallo en los cinco siguientes). Además, el mosense Brais Méndez y el vigués Santi Mina llevan cinco titularidades cada uno, mientras el redondelano David Costas ha sido de la partida en una ocasión.

En lo que se refiere al Celta B, su máximo de gallegos en una misma formación inicial está en los cuatro que alineó Jacobo Montes en cuatro partidos diferentes, mientras que en otros tres se quedó en tres. El mínimo se registró en el duelo de la séptima jornada ante el Las Palmas Atlético, cuando solo el vigués Sergio Carreira y el vilagarciano José Fontán fueron de la partida.

Carreira es el gallego que más titularidades (7) acumula con el filial, y también el que ha jugado más minutos. Le siguen en titularidades el portero Fran Vieites (5), Diego Pampín (5) e Iker Losada (4).

Desde el banquillo

En el primer equipo, Escribá ha sacado desde el banquillo a un gallego en seis de los ocho partidos disputados (si se hace referencia a canteranos, siempre ha habido un recambio de la casa, con Pape partiendo como suplente y jugando luego en seis encuentros). En cuanto al filial, Montes ha refrescado al equipo con al menos un gallego en siete partidos y con algún canterano en todos.

Entrenadores

En lo que sí gana la partida el filial es en el cuerpo técnico, encabezado por el redondelano Jacobo Montes y con su hermano Marcos como segundo. La cuota gallega del primer equipo la ponen el asistente Borja Oubiña y el entrenador de porteros, Nando Villa, ambos vigueses.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más acento gallego en el Celta de Primera que en el B