Rafinha completa un Celta con raíces

El hispanobrasileño llega cedido un año por el Barcelona asumiendo el conjunto vigués toda la ficha del futbolista y hasta 1,5 millones en variables; «estoy muy ilusionado», dijo al llegar a Peinador


Vigo

Rafinha completó la operación retorno del Celta. El segundo de los Alcántara llegó ayer a Vigo en calidad de cedido por el Barcelona, con el que amplió un año más de contrato (ahora tiene hasta el 30 de junio del 2021), asumiendo el conjunto vigués la totalidad de la ficha del futbolista y hasta 1,5 millones en variables, sin opción de compra. Rafinha sigue los pasos de su amigo Denis Suárez, Santi Mina y Pape Cheikh, que también regresaron al club vigués esta temporada formando una plantilla de lo más ilusionante para el celtismo, en lo sentimental y en lo balompédico. Es la primera vez desde su regreso a Primera en el 2012 que el Celta ficha el última día del mercado estival.

La negociación entre Celta y Barcelona que había quedado encaminada en la jornada del domingo se cerró en la media tarde del último día de mercado. Por la mañana el futbolista amplió su contrato con el Barça y cerró una cesión que los dos clubes anunciaron al filo de las seis y media de la tarde. «El último día del mercado de fichajes se salda para el RC Celta con un retorno especialmente ilusionante. Rafinha Alcántara regresa, pendiente de la revisión médica, al conjunto celeste en calidad de cedido para completar una plantilla con once canteranos que ha generado un gran entusiasmo en el celtismo», indicó el conjunto vigués en su anuncio del retorno del centrocampista ofensivo.

Porque Rafinha, aunque no canterano del Celta (Jugó en el Ureca, ahora Val Miñor), se crio en Vigo y vistió de celeste en la temporada 13/14 de la mano de Luis Enrique Martínez. Aquella temporada disputó 32 partidos de liga, 27 de ellos como titular, marcó cuatro goles y dio siete asistencias. Su última contienda como celeste fue el 11 de mayo del 2014 ante el Real Madrid (2-0 para los vigueses).

Desde entonces cinco años en el Barcelona con una única interrupción en forma de cesión en el Inter de Milán italiano. Ahora vuelve a Vigo a uno de los clubes de su vida. «Regresa para completar una gran plantilla a la que aportará su enorme calidad, polivalencia, compromiso e ilusión», comenta el Celta del que tilda de «talentoso jugador zurdo». Es la segunda vez que llega al cuadro celeste en calidad de cedido, algo nada habitual en el fútbol.

Rafinha Alcántara aterrizó a Vigo pasadas las nueve de la noche acompañado de Mazinho, su padre. El retornado abandonó Peinador con dirección a A Sede dejando patente su satisfacción por la operación. «Estoy muy ilusionado por volver, la verdad», comentó.

Hoy ya se pondrá a las órdenes de Fran Escribá y por el momento no hay una fecha definitiva para su presentación.

Los retornados

Santi Mina

Desde el Valencia

Regresó a Vigo cuatro años después de marcharse a Valencia.

Denis Suárez

Desde el Barcelona

Fue el primero en llegar. Lo hizo a principios de julio.

Pape Cheikh

Desde el Lyon

Después de dos años en el gigante francés vuelve como cedido.

Pione Sisto descartó salir el último día y la plantilla queda con 24 jugadores

El Celta se queda con una plantilla de 24 futbolistas al cierre del mercado estival, aunque de ellos Claudio Beauvue no cuenta para nada, Pione Sisto está en una situación delicada y Juan Hernández acaba de someterse a una artroscopia y tiene le espera un proceso de recuperación laborioso. A mayores en el plantel quedan tres porteros, algo inédito en los últimos tiempos en el conjunto vigués.

El último día de mercado en clave de salidas el foco estaba colocado sobre Pione Sisto. El danés tuvo ofertas pero las fue rechazando una a una y finalmente permanecerá en Vigo. El club mantuvo abierta una puerta hasta cerca de la media noche pero finalmente el jugador de banda se mantuvo en la idea de quedarse. El Alavés fue el último equipo con quien se relacionó.

Claudio Beauvue tampoco salió pero su situación es distinta. No cuenta para el club y si sigue en Vigo no disfrutará ni de un solo minuto en amistosos, pero si la opción de rescindirle el contrato avanza, entonces el guadalupeño será libre y como jugador en paro no tendrá que esperar a la próxima ventana del mercado para fichar si algún equipo con licencias disponibles le reclama.

Los dos entrenaron ayer con sus compañeros en A Madroa en la vuelta al trabajo y hoy volverán a hacerlo en la sesión doble programada por Escribá.

Una inversión de 26,4 millones en siete fichajes y 20 en ingresos por nueve salidas

El Celta cierra el mercado estival con siete fichajes (contando al Toro Fernández) que fue contratado en enero pasado y con un desembolso de 26,4 millones de euros, seis más que los recaudados por la venta de cinco de los nueve jugadores que salieron.

El Celta incorporó a Denis Suárez (12,9 millones más variables), Joseph Aidoo (ocho millones), Rafinha (1,5 en variables), Pape (medio millón por el préstamo), Toro Fernández (4), Santi Mina y el cedido Jorge Sáenz.

Por contra, vendió a Maxi Gómez (14,5 millones), Jensen (3,8), Hjulsager (500.000 euros), Roncaglia (250.000 euros más variables) y un millón por la cesión de Emre Mor al Galatasaray. Jozabed se fue cedido con una opción de compra obligatoria en caso de ascenso. También salió a préstamo Mazan y se fueron libres Cabral y Radoja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Rafinha completa un Celta con raíces