Un empate de mérito

Julio Álvarez-Buylla LA OPINIÓN DE JULIO ÁLVAREZ-BUYLLA

GRADA DE RÍO

LOF

02 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El Celta ha cerrado, con un empate de mérito ante el líder de la categoría un difícil inicio de liga ante rivales «europeos» que nos dejan esperanza, pero también a la expectativa del comportamiento del equipo ante futuros compromisos teóricamente menos exigentes. Hasta ahora las señales son positivas, pero el tiempo dictará sentencia. El sábado, los celestes sufrieron y aguantaron sin descomponerse la salida local. Se rehicieron tras el descanso adelantando el posicionamiento defensivo y consiguieron equilibrar la posesión del balón. Y finalmente se sobrepusieron a las circunstancias desfavorables que acontecieron en los últimos diez minutos.

La clave

Mantener el orden

El Celta supo esperar su momento y mantuvo el orden incluso en los instantes de más asedio local. La presión sevillista, que impedía a los vigueses tener el balón y las rotaciones ofensivas planteadas por Lopetegui provocaban que los medios centro recibiesen solos en zona lateral en la iniciación del juego, sobre todo un Banega por el que pasaba el juego de ataque sevillista. Con Navas y Reguilón encarando continuamente por ambas bandas los jugadores de ataque vigueses pasaron más tiempo defendiendo que atacando. La presión e intensidad rival no era fácil que se mantuviese en el tiempo y ahí fue cuando el Celta adelantó las líneas y con el balón, empezó a crecer hasta igualar la iniciativa del partido.

2 En defensa

La llegada de Aidoo

Con todavía ciertos aspectos por pulir lo cierto es que el Celta a nivel defensivo da la sensación de ser un bloque homogéneo, trabajado y que mejora. La línea defensiva está dando muestras de más consistencia favorecida por la consolidación de Olaza en el lateral izquierdo, un puesto critico la temporada pasada, pero sobre todo por la llegada de Aidoo. El central ghanés se ha mostrado contundente en el cuerpo a cuerpo, rápido y solvente en el juego aéreo siendo clave en el punto conseguido en el Pijuan.