Una afición «sobrenatural»

la voz VIGO

GRADA DE RÍO

Oscar Vázquez

El celtismo, premiado como mejor hinchada, ha sido la clave para que el Celta siga vivo en la lucha por salvarse

03 may 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando en el descanso del Celta-Villarreal el equipo vigués perdía y parecía prácticamente muerto, «la afición fue la que ganó ese partido, porque si te dan la espalda en ese momento, no lo sacas y hoy estarías descendido», defiende Patxi Salinas. Una afición que ayer fue premiada como la mejor de la Liga esta temporada y cuyo apoyo incondicional al equipo en esta recta final de liga ha llamado la atención de muchos, pero no de todos. «El celtismo puede sorprender a quienes no lo conocen. Quienes hemos estado allí y lo hemos sentido siempre al lado hace mucho que sabemos que es una de las mejores aficiones», añade Patxi.

Lo que nadie parece dudar es que la gran respuesta de la hinchada celeste en los últimos partidos y los buenos resultados en casa -sin olvidar la influencia del regreso de Iago Aspas- van de la mano. «Sentir a calor de 20.000 persoas, desde xente maior a nenos, xa desde antes do partido, axuda moito, pon a pel de galiña. É algo que os xogadores teñen que sentir e que seguro que foi importante para eles», destaca el presidente de la peña más multitudinaria del celtismo y que se moviliza cada vez que los vigueses juegan en Balaídos, Carcamáns, Bele Dios.

El entrenador nacional, máster en psicología deportiva y coach deportivo Julio Álvarez-Buylla también ve un vínculo estrecho entre los resultados y la comunión que se ha generado entre futbolistas y aficionados. «Es evidente que es una parte muy importante. Ver a la gente animándote, sobre todo en momentos en los que hay dudas, es fundamental», recalca. Entiende que los celtistas se han encargado de «reforzar al equipo cuando las cosas no estaban saliendo bien, el nivel de autoconfianza de los futbolistas era bajo y podía haber presión y ansiedad por ganar», expone.