Fran Escribá: «Se puede salvar la situación, tiene solución»

El técnico del Celta apunta al factor anímico de la plantilla como el principal hándicap

«Los chicos quieren y están unidos, pero anímicamente están dolidos y eso les hace más débiles» Escribá defiende que el equipo entrena bien pero los resultados hacen que no se sientan fuertes

vigo / la voz

Fran Escribá Segura (Valencia, 1965) tira de optimismo sin negar la realidad. Ve al Celta con opciones de salvación, pero para eso necesita que el equipo se desbloquee a nivel mental y recupere su nivel. No esconde que viene una semana crucial en camino y que el regreso de Iago Aspas se antoja clave para poder evitar el descenso.

-¿Cómo ve la situación actual?

-Difícil, negarlo sería un error, pero al mismo tiempo es una situación en la que debemos ser optimistas porque todavía podemos salvar esta situación. Esto tiene solución, pero tenemos que cambiar la dinámica mala de resultados, ahora tenemos una semana importantísima de partidos por delante y si es buena podríamos hablar de otras cosas.

-¿Cómo está la plantilla?

-Mejor de todo lo que parece que sale. Parece que el equipo no está bien y no hay un buen ambiente, pero no es así. Yo creo que hay un grupo muy unido, que los chicos quieren, entrenan muy bien, pero es cierto que anímicamente, sería malo ocultarlo, están dolidos y a veces eso les hace parecer más débiles de lo que son a nivel deportivo porque no se encuentran fuertes ahora mismo.

-¿Es un problema de juego, mental o de confección de plantilla?

-Cuando los resultados son malos, al futbolista sobre todo le afecta en lo anímico. Pareces más lento, peor futbolista, parece que no luchas y no es así, porque luego los números te demuestran que el equipo se lo deja todo. Todo va unido a los malos resultados. Yo creo que la plantilla es buena, que si hubiese tenido otros resultados estaría en mitad de tabla sin ningún problema, pero cuando se mete ahí abajo, semana tras semana le afecta y la verdad es que cuesta salir.

-Da la impresión que el equipo no compite.

-No estoy de acuerdo en el caso del Bernabéu, a veces se pierde la perspectiva del escenario y el rival que tienes delante. No solo es dejárselo todo, sino contra quién estás luchando. Igual vas como un loco a correr todo el rato y te meten seis. El equipo hizo el partido que debía, pero fallamos en aquellas oportunidades, algunas claras y otras que hubieran sido muy claras si acertamos en los pases para poder sacar un mejor resultado. Durante una hora el partido no estaba nada claro. Entiendo que a veces se tenga la sensación de que el equipo no lo da todo, pero yo aseguro que lo da.

-¿Necesita entonces más trabajo psicológico?

-A estas alturas de temporada ya cabe poco trabajo físico, ahora estamos incidiendo en trabajos técnico-tácticos que son necesarios para mejorar pero también mucho componente anímico.

-¿Volverá el equipo con la mente limpia tras el parón?

-Creo que sí. Están muy mentalizados de lo que viene, nos viene una semana durísima con dos rivales directos y uno que está en una situación tranquila y los nueve puntos son fundamentales para nosotros. Si fuéramos capaces de conseguir una buena semana a nivel de puntos, el equipo se liberaría un poco de la ansiedad que tiene.

-¿Qué se juega el Celta en la semana de tres partidos a la vuelta del parón?

-Muchísimo, quedarán siete partidos y no habrá nada decidido, pero sin ninguna duda estos tres son fundamentales. Hay dos rivales directos y dos de esos partidos son en nuestra casa. Son nueve puntos que hay que intentar ganar, pero de tres en tres. Si somos capaces de hacer una buena semana el futuro no será tan negro.

-¿Ahora es más importante el compromiso que el talento?

-Es comprometerse y poner el talento al servicio del colectivo. Creo que encima del compromiso, que para mí sí que existe, los jugadores dejen el yo detrás de el nosotros. No existe ahora el yo, no existe la individualidad de cada uno, ni la temporada de cada uno ni los objetivos individuales de cada uno, soy hay un objetivo colectivo y es poner el compromiso, el talento, la entrega, todo al servicio del equipo.

-¿Hay jugadores desenganchados?

-Yo no los he visto, he visto futbolistas que han jugado menos de lo que esperaban y lógicamente están menos felices, pero eso pasa en todos los clubes, y es verdad que cuando llega un entrenado nuevo todos ven una puerta abierta a competir. Yo les digo a ellos que elegimos a once, pero para mí los que ayudan en la competición son los que no juegan, porque te obligan a entrenar mejor y apoyando al resto, y eso es una parte fundamental que estamos intentando potenciar.

-¿Cómo se puede pasar de ser uno de los máximos goleadores a no ver puerta?

-Si lo supiéramos... Va todo unido, el hecho de que los resultados hayan sido malos, que el equipo lleve todo el 2019 habiendo marcado casi todo a balón parado, un poco de todo. Momentos de forma, de tensión, esa ansiedad que a veces ocurre por el gol. Uno tiene la sensación de que cuando determinados jugadores consigan un buen resultado, incluso a nivel individual, con una gran actuación se liberarán, volverán a dar su verdadero potencial. En todos los equipos hay jugadores que de repente se atascan y de repente marcan goles.

-Pero aquí se han atascado todos.

-Sí, pero este año ha ocurrido mucho. Equipos con una racha enorme como Valladolid y Levante, estar en Europa y de repente coger una racha de ocho partidos sin ganar. El Girona estuvo diez sin ganar y va a hacerlo al Bernabéu. Ha sido un año atípico con rachas de juego colectivo malo, nos ha pasado a todos. En el caso nuestro es que llega en la peor época, que es hacia el final. Los últimos diez partidos acaban siendo decisivos.

-¿Ve mejor al Celta atrás?

-El equipo atrás ha conseguido estar más equilibrado y defiende mejor en cuanto a menos espacios entre líneas, el equipo más junto. Yo no estoy insatisfecho a nivel defensivo en ninguno de los dos partidos. En los dos hemos tenido nuestras opciones y lo veo más equilibrado pero es cierto, sería tonto negarlo, que de medio campo hacia adelante el equipo ha generado menos fútbol y ocasiones de las que yo esperaba. El problema está en los últimos 30 metros. Los últimos pases, el hacer algún regate de más fue lo que nos condicionó. Esos últimos 30 metros, nos pasó el día del Betis, es lo que nos está castigando ahora mismo.

«Iago vive del talento, no del físico, y el talento no lo tuvo lesionado»

-¿Qué tipo de trabajo están haciendo con Iago Aspas?

-Lo que está haciendo es un trabajo muy fuerte ya con el readaptador, incluso ya ha hecho alguna tarea con el grupo y la semana que viene en condiciones normales además de que pueda hacer algún trabajo individual va a estar con el grupo. Convencidos estamos que va a estar en condiciones de llegar al primer partidos.

-¿Físicamente puede acusar tres meses parado?

-Al final lo que no ha tenido lesionado es el talento y esa parte la tiene intacta, además de ese gen competitivo que tiene. Lógicamente no va a estar en la mejor condición física, pero por fortuna es un jugador que vive del talento, no del físico.

-¿Se está cargando toda la responsabilidad en Iago?

-Es lógico que la afición se ilusione, porque no vuelve un buen jugador, vuelve el jugador más importante y determinante no solo en lo futbolístico, sino que es un jugador de la tierra, es el que lleva el estandarte. Creo que el lo lleva con mucha naturalidad y el grupo también, porque sabe que Iago es muy importante, igual que el entrenador, pero no le vamos a poner más responsabilidad de la que tiene. Además de lo buen jugador que es nos hará a todos mejores.

-¿Ve a Kevin para jugar en el lateral izquierdo?

-Podría hacerlo. Hizo un gran partido en el Bernabéu porque tenía gente muy complicada delante y fue muy competitivo y disciplinado. Es cierto que le limita la pierna izquierda para poder progresar pero no era la mayor preocupación. Es una opción y la otra es Olaza. Cualquiera de los dos nos dará buen rendimiento.

-¿Qué mensaje le envía a la afición?

-El mensaje nos los van a dar ellos a nosotros seguro, porque la gente responde siempre. Van a confiar en nosotros y nos van a apoyar a muerte y lo que tenemos que hacer es devolverle toda esa confianza dejándonos todos y acompañado esa entrega con resultados que nos permitan salir de ahí y dejar al equipo y a la afición en donde se merecen, que es en Primera.

«Es mi reto más importante porque no tengo el tiempo que tuve en otros equipos»

-¿Es el reto más importante de su carrera?

-El es reto más importante porque no he tenido el tiempo que tuve en otros sitios para preparar el equipo, conocerlo bien y durante la temporada ir corrigiendo las cosas malas. Llegas en una situación en donde tienes que saber lo que ha ocurrido y rápidamente a competir sin tiempo. Como entrenador es muy más difícil llegar así que llegar al inicio de temporada o cuando quedan 25 jornadas. Cuando llegas así y con un calendario muy complicado, lógicamente el reto es mucho muy difícil.

-¿Lo más parecido que vivió fue la temporada que no acabó en Getafe?

-Fue curioso porque éramos octavos en la segunda vuelta y el equipo pilló una racha de no ganar y de repente un equipo del que se hablaba que estaba para luchar por la UEFA acabó mal. Se acabó demostrando que no había plantilla para competir y con otro entrenador acabó cayendo. Para mí es más difícil esto porque llegas a arreglar una situación que nos has podido trabajar en meses anteriores.

-¿Cómo ve a los rivales?

-Igual que a nosotros. Si en vez de estar aquí estuviéramos en otro equipo que está en esa situación creo que también percibiría la preocupación y la desconfianza hacia que las cosas vayan bien. En otros sitios la mayoría de la gente con la que hablo dice «vosotros no vais a bajar», lo da por hecho, pero aquí la sensación es que somos uno de los candidatos claros. Creo que estamos todos igual de fastidiados. Esas rachas de malos resultados en estos diez partidos a más de uno le va afectar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Fran Escribá: «Se puede salvar la situación, tiene solución»