Cambio de roles en el Celta

Mientras Cabral y Roncaglia han desaparecido del mapa, Costas, Araujo, Jozabed y Hjulsager dan un paso adelante con Cardoso


Vigo / La Voz

Nuevos tiempos corren en el vestuario del Celta. Con la llegada de Cardoso los roles han cambiado para algunos. Cabral y Roncaglia, dos clásicos en el centro de la defensa, no han disputado un solo minuto, mientras que la dupla Araujo-Costas tuvo continuidad en los dos partidos. También ha dado un cambio radical el papel de Jozabed, que pasó de no disputar minuto alguno a acumular 180 en el margen de seis días. Hjulsager es otro de los hombres beneficiados del nuevo escenario.

Lo primero que llama la atención en el arranque de la era Cardoso son los cambios en defensa. Con Mohamed, Roncaglia lo jugó todo (salvo el partido inaugural porque estaba lesionado) y Cabral participó en 11 de los 12 encuentros que dirigió su compatriota. Los dos coincidieron de un modo asiduo ya fuera en la defensa de cuatro o de cinco del extécnico.

La primera decisión de Cardoso ha sido cambiar a los centrales y en sus dos partidos repitieron Néstor Araujo en el perfil derecho y David Costa en el izquierdo, aunque el chapeleiro también es diestro. En el caso del canterano, desde enero del 2014 no enlazaba dos partidos seguidos de titular con la zamarra celeste. Para el único central que no ha cambiado la vida es para Júnior Alonso, que todavía no ha podido jugar en su posición desde que llegó a Vigo.

Pero el cambio más radical afecta a Jozabed Sánchez, que comenzó sin entrar en las convocatorias hasta que en los últimos días de Mohamed comenzó a estar entre los 18 convocados, pero sin llegar a jugar, algo que no ha dudado Miguel Cardoso, que ante la falta de efectivos en el doble pivote decidió dar galones de titular al sevillano. Jozabed jugó después de estar parado seis meses en Anoeta y repitió el sábado en Balaídos. Ante la Real no tuvo su mejor día, pero frente al Huesca fue de menos a más. La gran duda reside en saber qué pasará con él cuando Beltrán esté al 100 % y regrese Lobotka, uno de los jugadores capitales del cuadro celeste.

En el centro del campo Okay Yokuslu se ha ganado la condición de fijo con sus últimas actuaciones y parece difícil que pueda caerse del once.

En ataque la cara nueva es Andrew Hjulsager, que aprovechó la ida del partido de Copa del Rey ante la Real Sociedad para salir del anonimato desde su vuelta de Granada, y aunque con Mohamed solo tuvo minutos ante el Betis (el segundo tiempo) y el Real Madrid (20 minutos), ha sido Cardoso quien le ha metido de lleno en la rueda celeste. Primero dándole un sitio en el once en Anoeta y el sábado la última media hora ante los oscenses. Suya fue la asistencia del antológico segundo gol de Iago Aspas.

Como en el caso del Jozabed, su protagonismo también depende en gran medida de la recuperación de Pione Sisto, que por tercera vez en los tiempos recientes quedó fuera de la convocatoria (fue el descarte en la lista de 19). Boufal, titular el sábado, e incluso Emre Mor, son otros de los candidatos a su posición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cambio de roles en el Celta