Otra operación millonaria en ciernes

De prosperar la venta de Pape Cheikh al Tottenham por 10 millones, el Celta habrá recaudado 40 millones de euros por canteranos desde el año 2009


vigo / la voz

La cantera se ha convertido en una mina para el Celta de Carlos Mouriño. Por el número de jugadores que desde la factoría de A Madroa han accedido al primer equipo y por las ventas realizadas a lo largo de su década al frente el club. Sin embargo, hace un par de temporadas que ningún futbolista de las categorías inferiores era exportado. Desde que Santi Mina se fue al Valencia en julio del 2015 por diez millones de euros (la cláusula que tenía en aquel momento). Esa misma cantidad puede ser el precio final de la operación entre Tottenham y Celta para llevarse a Pape Cheikh, un jugador que llegó al Celta a coste cero y que ahora puede convertirse en la venta más cara de un canterano. Con su venta serían unos 40 millones de euros ingresados por canteranos en los últimos ocho años. Desde que Rodrigo Machado se fue al Real Madrid juvenil en agosto del 2009.

La negociación entre los vigueses y el subcampeón de la Premier parece encaminada. Hace tiempo que Pochettino le viene siguiendo sus pasos y los Spurs no se han gastado por el momento ni un solo euro ya que destinaron buena parte de sus beneficios a la construcción del nuevo White Hart Lane, de hecho esta temporada jugarán de prestado en Wembley. Los ingleses ven en Pape un todo campista de gran futuro.

El Celta también parece proclive a realizar la operación. A día de hoy el senegalés es una promesa todavía por terminar su ciclo de formación, no apunta a titular en los planes de Unzué y la posición de mediocentro (en donde le ve el entrenador) parece cubierta. Y aunque el conjunto vigués no abandona su ley del silencio, los hechos delatan que la operación está en marcha. Pape no ha jugado ni un solo minuto desde la última cita en Inglaterra, fecha en la que se aceleró la negociación después de que los londinenses vieran jugar en directo al canterano del Celta.

 

Pape también parece dispuesto a dar el cambio. Siempre le ha gustado el estilo de juego de la Premier, que se debe adaptar a su despliegue físico, nada exento de calidad, y su remuneración daría un salto importante. Además, se enrolaría en un equipo que va a jugar la Champions esta temporada. Incluso ya se ha comentado que el todavía céltico ya estuvo en Londres visitando las instalaciones del que puede ser su nuevo equipo, aunque por el momento sigue en Vigo entrenando con sus actuales compañeros.

Pape, que fue fichado por el Celta del Montañeros coruñés en edad cadete, podría convertirse en el noveno canterano que vende el Celta desde el año 2009 cuando se produjo la salida de Rodrigo al Madrid juvenil. En aquel entonces dejó en las maltrechas arcas del Celta 300.000 euros, cantidad que se vio incrementada en 1,2 millones por sus traspasos al Benfica y al Valencia en concepto de derechos de formación.

Hasta el momento la salida más cara de un canterano fue la de Santi Mina al Valencia por 10 millones, uno más de los que pagó el Liverpool por Iago Aspas, que luego fue repescado a mitad de precio por el Celta.

El tercer puesto de rentabilidad lo ostenta por el momento Joselu Mato, que ya reportó a las aras del club 2,6 millones de euros (1,5 que pagó el Real Madrid en el momento de la compra, 900.000 por su venta al Hoffenheim alemán y 240.000 por el fichaje al Stoke City.

Yoel Rodríguez, el ahora portero del Eibar dejó dos millones de euros, Jota se fue al Brentford inglés por 1,5, el Manchester City pagó en su día un millón de euros por un Denis Suárez todavía en edad sub-17. La última venta apunta a Jordi Figueres, que se marchara desde el Celta al Rubin Kazan en febrero del 2010 por 850.000 euros.

A estas cantidades hay que añadirle derechos de formación de otros jugadores que se fueron gratis o estaban cedidos. Es el caso del Diego Costa, cuya venta en su día a un Chelsea que ahora no cuenta con él reportó 200.000 euros. Las salidas al extranjero de jugadores como Michu u Oriol Riera también han permitido al Celta ingresar 300.000 euros más.

LAS VENTAS DE LA CANTERA DEL CELTA ingresos por traspasos y formación 

Santi Mina, 10 millones. El Valencia pagó la cláusula de rescisión en julio del 2015

Iago Aspas, 9 millones. El Liverpool se llevó al moañés, que dos años después estaba de regreso

Joselu Mato, 2,6 millones. 1,5 millones pagó el Madrid, 900.000 el Hoffenheim y 240.000 el Stoke

Yoel, 2 millones. Fue el precio que pagó el Valencia. Ahora está en el Eibar

Rodrigo Machado, 1,5 millones. 300.00 de venta al Madrid y 1,2 de formación

Jota, 1, 5 millones. El Brentford apostó por el banzanano, asentado ahora en Inglaterra

Denís Suárez, 1 millón. La cifra que pagó el Manchester City cuando era cadete

Jordi Figueres, 850.000 euros. Los pagó el Rubin Kazan para llevárselo en el 2010

Michu, 150.000 euros. Se fue libre, pero cuando el Rayo lo vendió al Swansea llegó el ingreso

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Otra operación millonaria en ciernes