Agatha Ruiz de la Prada se pone un burka para firmar el divorcio

«No quiero que mi ex me vuelva a ver», explicó la diseñadora, criticada en las redes sociales por frivolizar con esa prenda


Redacción

Agatha Ruiz de la Prada se puso un burka para firmar su divorcio de Pedro J. Ramírez. «Como desde el mismo momento en que me dijo que quería separarse, ya no quise verle nunca más, llevé un burka que me habían traído de Afganistán. Solo se me veían los ojos», cuenta la diseñadora a la revista Hola!

Explica que lo único que quería era que su ex no volviera a verla. «Aunque ya sabía que no íbamos a estar en el mismo cuarto, porque el divorcio se firmaba en salas separadas, me vestí así por si nos llegábamos a encontrar en algún momento. Me daba igual que la gente me pudiera reconocer o no. Lo único que yo quería era que él no volviera a verme nunca más», relata Agatha Ruiz de la Prada.

La diseñadora desvela que Pedro J. Ramírez preguntó a su hija Cósima sobre el burka. «¿Por qué tu madre ha hecho eso?», a lo que ella respondió: «Es que tú no tienes derecho a volver a verla».

La acción de Agatha Ruiz de la Prada no ha pasado desapercibida en las redes sociales y en algunos programas de televisión, como Zapeando, que han bromeado sobre el burka que llevó. «Probablemente este sea el modelo más normalito», comentó irónica Miki Nadal en el programa de La Sexta. 

Entre los tuits algunas críticas, por banalizar y frivolizar con el uso de una prenda, el burka, que es un símbolo de la opresión de sufren millones de mujeres en el mundo, y también algunos comentarios positivos. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Agatha Ruiz de la Prada se pone un burka para firmar el divorcio