Doce alimentos que no engordan

Si estás pensando en mantener tu tipo o quieres bajar de peso, te proponemos, de la mano de la nutricionista Ana Golpe, esta lista de productos saludables que no sumarán kilos en la báscula

Algunos de los ingredientes que propone la nutricionista Ana Golpe a la hora de mantener los kilos a raya son habituales de las dietas. Qué decir de la alcachofa y su conocido régimen o la pechuga de pollo, eterna alternativa para los que buscan tipo fino. Sin embargo, para adelgazar hay opciones ricas y muy saludables que permiten llevar una dieta variada y equilibrada sin alterar nuestro peso.

La lechuga

No te pesa. Este alimento es más que jugoso, aunque a muchos les hinche. En realidad para sumar 200 kilocalorías de lechuga, que no es nada, tendrías que poner kilos y kilos encima de la mesa. Así que la lechuga que llena un plato es imposible que te engorde. Puedes comer lo que quieras, aunque le eches algo de aceite.

Sandía y melón

¡Cuánta agua! Aunque algunos nutricionistas no las recomiendan porque tienen azúcar, lo cierto es que para Ana Golpe la sandía y el melón son dos de los alimentos más saciantes por la cantidad de agua que tienen. Para ella son perfectos en una dieta, sobre todo si se toman a media mañana. En cualquier caso, ella apunta que te ayudarán a perder peso. 

Una de pulpo

O dos, si quieres. Cocido puedes comer lo que desees (tampoco se trata de que te empaches), pero como es proteína no te engordará si lo tomas á feira. El aceite realmente es poco el que lleva y suele quedar en el plato (no empieces, claro, a mojar pan); ni el pimentón dulce ni el picante tienen calorías. El pulpo es bueno para hacer dieta. 

Grelos y más grelos

Hipocalóricos. Sí, nuestras abuelas sabían del poder maravilloso del grelo, que además de nutritivo, es un alimento con poquísimas calorías, así que puedes darte una «enchenta», que la báscula no lo notará. Siempre que los comas solos, no con cachucha, chorizo y patatas. Grelos con grelos. 

Espárragos

Son diuréticos. Son fundamentales en cualquier dieta, riquísimos y tienen el poder de no engordarte. Los puedes tomar a la plancha o si quieres en lata, no hay problema. El poco aceite que les eches por encima no será un inconveniente para tu peso.

No les pongas mayonesa, por supuesto. 

Brotes tiernos

La ensalada. Tanto la rúcula como los berros y los canónigos son una base perfecta para acompañar cualquier menú. Mezclados en ensalada te equilibrarán para no ganar peso. Puedes echarle atún natural, que no tiene mucha grasa, como una opción más sabrosa.

Pechuga de pollo

Nada de grasa. Vale que es un plato un tanto aburrido, pero a la plancha es otro de los que te ayudarán a no coger un gramo. Para hacerlo un poco atractivo, puedes ponerle curry, ajo o algunas especias como el orégano. 

Calabacín

El puré contra los kilos de más. El calabacín lo puedes tomar a la plancha, pero en puré te saciará, tiene poquísimas calorías y es de los platos más contundentes para sentir el estómago lleno. Puedes comer la cantidad que quieras, es también de los imprescindibles que ayudan a bajar de peso. Saludable y riquísimo. 

Granada

Como comer pipas. Esta fruta es divertida y un tentempié entretenido a media mañana o a media tarde. Es como empezar a comer pipas, no te darás cuenta pero enseguida verás que te has llenado de un alimento saludable. Si la tomas, notarás su efecto saciante. 

Pescado y marisco

La mejor proteína. Huye del pescado azul, que tiene más grasa, si estás en un proceso de adelgazamiento. Pero el resto del pescado blanco es básico en una dieta equilibrada. Al horno, a la plancha o cocido no engorda nada. Puedes comer todo lo que quieras, y si el bolsillo te lo permite, el marisco también. Todo y más.

Alcachofas

De cualquier forma. Si no te entusiasman, piensa en que puedes cocinarlas de múltiples maneras porque pertenecen a esa clase de alimentos diuréticos que te sientan bien. Cocidas, al horno o a la plancha. Elígeles un buen acompañamiento, porque son básicas en una dieta. No engordan.

Frutas del bosque

Gominolas naturales. Los arándanos y las frambuesas son un vicio saludable. Cuando necesites llenar un poco el estómago, recurre a ellas sin ningún tipo de dudas. No te sumarán gramos en el cuerpo y te calmarán la ansiedad entre horas. Son como las chuches, pero sanísimas.

Aumentan los casos de ortorexia: el trastorno de quienes buscan la alimentación perfecta

Lucía Cancela / L. G. V.

La fiebre por seguir unos hábitos de vida incuestionables, en los que manda la calidad de la comida, deriva a veces en un desorden del que ya se conocen casos en Galicia

«El caso más alarmante sería aquel en el que la salud comienza a estar mermada y hay una evidente desnutrición. Además de no olvidarnos de la parte mental de la persona. ¿Pasa buena parte del día eligiendo y pensando en alimentos saludables? ¿Siente ansiedad y culpa si consume productos «no aptos»? ¿Cada vez elimina más alimentos de su dieta? ¿Su tranquilidad fluctúa en función de la alimentación? Si las respuetas a todas estas preguntas son afirmativas quizás el buen hábito de comer sano se esté convirtiendo en obsesión». Habla Marian del Álamo, psicóloga general sanitaria y deportiva, del trastorno que recibe el nombre de ortorexia. Un desorden alimentario que, percibe, cada vez sufren más pacientes. También en Galicia. «Es cierto que cada vez se reciben más casos en consulta», reconoce esta experta.

Seguir leyendo

Votación
14 votos
Comentarios

Doce alimentos que no engordan