Los partidos gallegos se lanzan a la carrera del 12J con las mismas candidaturas que en abril

La principal novedad en las listas podría aportada En Marea, si decide concurrir, o algún ajuste muy puntual en las demás fuerzas

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Alberto Núñez Feijoo, Gonzalo Caballero, Antón Gómez-Reino y Ana Pontón
De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Alberto Núñez Feijoo, Gonzalo Caballero, Antón Gómez-Reino y Ana Pontón

Santiago

Las fuerzas políticas gallegas, desde el PP y el PSdeG hasta Galicia en Común o el BNG, sin dejar atrás a los formaciones extraparlamentarias de Ciudadanos y Vox, ya habían superado el trámite de confección de las listas cuando las elecciones autonómicas se iba a celebrar el 5 de abril. Es un trabajo realizado hace tres meses que no va caer en saco roto, pues todas las organizaciones se muestran decididas a lanzarse a la carrera del 12 de julio revalidando las mismas candidaturas, si bien no descartan que se puedan producir algún ajuste muy puntual en puestos menores por razones personales.

El proceso de elaboración de las listas varía mucho de unas partidos a otros. El BNG sigue un esquema asambleario de ida y vuelta, mientras el método del PP o el de Ciudadanos son más digitales. El utilizado por Galicia en Común responde a un pacto de las cúpulas de los partidos que integran la coalición (Podemos, Esquerda Unida, Anova y varias mareas locales), y el empleado por el PSdeG-PSOE es diferente a todos los anteriores y acostumbra a ir acompañado de bastante fatiga y no pocas tensiones internas.

La elaboración de las candidaturas no es, en absoluto, un trámite sencillo. Hay que encajar nombres, mantener equilibrios territoriales, cumplir con la paridad entre sexos y con las aspiraciones personales que pueden tener los que se postulan. Así que ningún partido quiere volver a pasar por esa situación de estrés cuando quedan tan solo 53 días para la cita con las urnas, y no hay que perder de vistas que las papeletas para los comicios gallegos ya estaba impresas en marzo, así que cualquier cambio llevaría aparejado también un sobrecoste.

En el caso del PP, el propio Alberto Núñez Feijoo ya deslizó que las candidaturas que valían para el 5 de abril «valen para agora», así que todo indica que los cabezas de listas volverán a ser Ángeles Vázquez (A Coruña), Elena Candia (Lugo), Marisol Díaz Mouteira (Ourense) y el propio Feijoo, seguido de Corina Porro, en Pontevedra.

El líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, se expresó este martes el mismo sentido, al afirmar que las listas «seguen plenamente vixentes», así que confía en que sean ratificadas sin cambios por el comité federal de partido. Esta apuesta ratificaría a Pablo Arangüena como cabeza de lista por A Coruña, así como a Patricia Otero (Lugo), Marina Ortega (Ourense) y al propio Caballero, seguido de la viguesa Isaura Abelairas, liderando la candidatura por Pontevedra.

En el caso del BNG ocurre otro tanto de lo mismo, pues aunque su portavoz nacional, Ana Pontón, dejó la última palabra en manos de la organización, también dio por sentado que si las listas de abril eran excelentes, «non parece lóxico cambiar o que é bo». La convalidación de dichas listas dejaría a Pontón de cabeza lista por la provincia de A Coruña, y Olalla Rodil (Lugo), Noa Presas (Ourense) y Luís Bará (Pontevedra) completaría la apuesta por las demás circunscripciones.

Tampoco Galicia en Común tiene previsto hacer cambios, respecto a los nombres pactos por las fuerzas de la coalición para el mes de abril, y esto dejaría a Antón Gómez-Reino liderando la lista por A Coruña, junto con Miguel Anxo Fernán-Vello (Lugo), David Bruzos (Ourense) y Eva Solla (Pontevedra). Algo similar ocurre con Ciudadanos, si bien su candidata a la Xunta, Beatriz Pino, dijo que no descarta que se produjera algunos «ajustes» por «cuestiones personales», que podrían mover algún nombre en una papeleta.

La principal novedad, por tanto, podría venir de la mano de En Marea si finalmente decide concurrir a las autonómicas de julio. Los inscritos en esta formación, cuando Luís Villares ejercía como referente orgánico, decidieron borrarse de la convocatoria electoral del 5 de abril, pero tras la suspensión de dicho proceso los portavoces de la formación rupturista, Pancho Casal y María Chao, interpretan que las fuerzas actuales de la oposición no son suficientes para garantizar una alternativa a Feijoo, así que consideran que En Marea puede jugar algún papel en este sentido. Si eso se traduce en una decisión favorable a concurrir al 12J, entonces los electores tendrá una nueva papeleta que escoger.

Galicia explora medidas para votar sin riesgo en un galimatías administrativo

juan capeáns
Feijoo, ayer en su primer acto público tras la convocatoria de las elecciones, en el GES de Curtis
Feijoo, ayer en su primer acto público tras la convocatoria de las elecciones, en el GES de Curtis Xunta

La Xunta organiza, el Estado y los concellos apoyan, pero la Junta Electoral manda

Nunca antes en la historia democrática de Galicia se había indagado tanto en los vericuetos legales de los procesos electorales autonómicos, que llevan cuatro décadas celebrándose con más anécdotas que sobresaltos serios. La experiencia de votar en los coletazos de una pandemia son una novedad en toda Europa, y le ha tocado experimentarla a Galicia y a País Vasco (salvo que Francia se adelante en junio con la segunda vuelta de sus municipales). La Xunta lleva el peso organizativo, pero la dependencia de otras administraciones y de la Junta Electoral le obliga a hilar fino con las propuestas. Estas son algunas dudas y un puñado de certezas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos
Comentarios

Los partidos gallegos se lanzan a la carrera del 12J con las mismas candidaturas que en abril