Investigan la extraña muerte de una niña de 7 años en su cama en Cospeito

Tania Taboada
Tania Taboada LUGO / LA VOZ

GALICIA

Vivienda de Muimenta, en Cospeito, en la que apareció muerta la niña y en la que residía con su madre y con su abuela
Vivienda de Muimenta, en Cospeito, en la que apareció muerta la niña y en la que residía con su madre y con su abuela L.V.

La madre declaró que la encontró inconsciente junto a ella cuando la iba a despertar

04 may 2019 . Actualizado a las 23:26 h.

La Guardia Civil investiga la extraña muerte de una niña de 7 años en la cama de su domicilio habitual en Muimenta, en el municipio lucense de Cospeito, en donde vivía con su madre y su abuela. La voz de alarma la dio la abuela poco después de las ocho de la mañana de ayer a través de una llamada al servicio de emergencias, en la que pedía auxilio en medio de una gran desesperación porque su nieta estaba muerta.

El telefonista creyó entender, en medio de la confusión de la llamada, que la abuela también parecía temer ante la violencia que mostraba su hija, madre de la niña. Los servicios de emergencia se encontraron a la niña en la cama y todavía con un hilo de vida, por lo que intentaron reanimarla y le pusieron oxígeno, pero finalmente falleció.

Cuando los agentes de la Guardia Civil llegaron a la casa, comprobaron que la niña estaba en la cama y no tenía signos aparentes de violencia, por lo que en principio se pensó en una muerte natural, aunque la pequeña no tenía ninguna enfermedad. Tal como se supo por las declaraciones posteriores, la madre de la niña se levantó a las ocho de la mañana y fue a la habitación de la abuela para avisarla de que su hija estaba muerta. Esa noche, excepcionalmente, la niña había dormido con su madre, aunque no había motivo para ello. Fue entonces cuando la abuela hizo la llamada de emergencia pensando que ya estaba muerta.