Una conductora que dio positivo en un control: «Me sirvió de lección. La multa duele y te hace pensar»

Escribió a la Guardia Civil de Tráfico para agraceder la atención de los agentes que la denunciaron


redacción / la voz

«Había bebido, pero no en exceso. Creo que controlaba perfectamente, aunque entiendo que hay una norma, y por encima de esos límites no se puede seguir circulando, y así lo tienes que asumir». Este es el testimonio de una joven conductora coruñesa que a mediados del pasado mes de febrero fue parada de madrugada por una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico en un control de alcoholemia. «Me dirigía a mi casa. Venía de una situación personal muy tensa, y cuando me pararon y me hicieron soplar estaba muy nerviosa». La conductora dio positivo, con un resultado de 0,40 en la prueba de aire (el máximo legal es 0,25). «Nunca me había pasado esto», asegura la joven, que admite que tiene que asumir su error «y hacer que no vuelva a ocurrir».

Por ese positivo en la prueba de alcoholemia, esta conductora fue denunciada por los agentes de la Guardia Civil como autora de una infracción grave que está sancionada con una multa de 500 euros (250 en caso de pronto pago) y con la retirada de 4 puntos del carné. «Lo que sí digo es que esto me sirvió como lección. Estas multas duelen y te hacen pensar».

Horas después de aquel control, la joven conductora reflexionó sobre lo ocurrido y, pese a la multa, quiso agradecer el trato recibido por parte de los agentes que la interceptaron. Dirigió un correo electrónico al Ministerio del Interior en el que deseaba hacer llegar su agradecimiento a los guardias civiles que estuvieron con ella esa madrugada. Ella se encontraba en un estado de nerviosismo extremo, por lo que los agentes decidieron trasladarla hasta su domicilio. «La atención por parte de todos los guardias civiles fue excelente. Me vieron tan nerviosa que me acompañaron a casa en mi propio coche, conducido por un guardia civil».

La mujer quiso expresar de esa forma su agradecimiento. «Fue un trato excepcional en el sentido de apoyo, comprensión, cercanía y amabilidad».

Agradecimiento

El escrito de esta conductora sancionada en un control de alcoholemia no cayó en saco roto. El jefe del Sector de Tráfico de Galicia le respondió agradeciéndole sus palabras y comunicándole que su correo electrónico ha sido trasladado a los dos guardias civiles que realizaron aquel servicio «con esmerada profesionalidad».

También desde la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior se ha transmitido a los responsables de la Guardia Civil de Tráfico de Galicia la notificación de que se había registrado en la unidad correspondiente la felicitación de la conductora por el servicio prestado por los agentes de servicio en aquel control de alcoholemia.

Mil gallegos dan positivo en alcohol cada mes

José Manuel Pan
Control de la Guardia Civil de Tráfico en la A-52 a la altura de Ribadavia
Control de la Guardia Civil de Tráfico en la A-52 a la altura de Ribadavia

Tráfico eleva la presión sobre los infractores, con más de 840.000 pruebas al año en las carreteras de Galicia. Los conductores bebidos causan dos de cada diez accidentes mortales

«Si bebes y conduces, el accidente es cuestión de tiempo». Esta frase de la coordinadora de la DGT en Galicia, María Victoria Gómez Dobarro, indica claramente la preocupación por la mezcla de alcohol y conducción en las carreteras gallegas. Una preocupación que va en aumento cuando se comprueba que son decenas los conductores que salen cada día a la carretera tras haber bebido más alcohol del permitido. Las patrullas de la Guardia Civil de Tráfico interceptan cada mes a casi mil conductores que dan positivo en alcohol por superar la tasa máxima en España (0,25 para conductores en general; 0,15 para profesionales y noveles) y que, por tanto, cometen una infracción grave castigada con multa de entre 500 y 1.000 euros y con la retirada de entre 4 y 6 puntos del carné. Si el positivo es superior a 0,60, el conductor comete un delito y tiene que someterse a un juicio en el que puede ser condenado a entre 3 y 6 meses de cárcel, a una multa, o a una pena de trabajos en beneficio de la comunidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Una conductora que dio positivo en un control: «Me sirvió de lección. La multa duele y te hace pensar»