Feijoo: «É difícil cubrir baixas cando nun PAC de Vigo o 17 % dos médicos están de baixa»

El presidente de la Xunta defiende la gestión del Sergas con reproches a En Marea y BNG, a los que acusa de querer «tensionar» la sanidad pública


Santiago / La Voz

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, se plantó este miércoles en el Parlamento con todo su Gobierno para defender en primera persona su gestión sanitaria ante las críticas crecientes por el deterioro del sistema. Empezó por reconocer el trabajo de los profesionales del Sergas. También admitió que hay dificultades para disponer de más médicos de familia y pediatras, cubrir bajas y hacer las sustituciones. Ahora bien, dijo que, pese a todo, la sanidad gallega es de las mejores de Europa, y acusó a En Marea y BNG de intentar «tensionar» la sanidad y de no colaborar con la Xunta desde concellos que gobiernan cuando se pretende mejorar el servicio. Y sobre las bajas dijo: «É moi difícil cubrir as baixas cando, nalgún PAC da zona de Vigo, o 17 % dos médicos está de baixa».

Tanto Ana Pontón como  Luís Villares, líderes del BNG y En Marea, respectivamente, acudieron a la sesión de control parlamentaria con la convulsa situación de la sanidad en sus carpetas. La primera cedió buena parte de su intervención a reproducir las críticas al exceso de carga de trabajo y la falta de medios en los PAC que hizo el pasado lunes un médico invitado por la oposición a la contracomisión de sanidad. Y Villares dirigió sus dardos a reprochar a la Xunta que destinara recursos de la atención primaria a los conciertos con la sanidad privada. «E a patronal galega da sanidade privada dice que os concertos subiron un 3 % dende o 2016», esgrimió.

El jefe del Ejecutivo rebatió las críticas acusando a Pontón de «tensionar, descalificar e politizar» la sanidad pública para desgastar al Gobierno y puso en valor que ahora hay un 5 % menos de pacientes por cada médico que en el 2008, cuando gobernaba el bipartito del PSOE y BNG. Admitió problemas asociados a la falta de profesionales, pero los vinculó a la insuficiencia de plazas mir o el absentismo, al apuntar que «é moi difícil» buscar sustitutos cuando el 17 % de los médicos de un PAC del área de Vigo están de baja.

Confió Feijoo que algunas de estas dificultades se puedan corregir con las recetas de Sanidade, que pasan por aplazar la jubilación hasta los 70 años o por ofrecer contratos estables de uno a tres años a los médicos de familia y pediatras hasta que puedan aprobar la plaza.

El lo que respecta a En Marea, Feijoo pidió a Villares que intervenga para que el Concello de Ferrol y el de Cangas, ambos con alcaldes adscritos a la formación rupturista, concedan licencia o terrenos a la Xunta para poder ampliar el hospital ferrolano o el PAC de Cangas. Villares preguntó si lo que le estaba pidiendo el mandatario autonómico era que llamara por teléfono a un alcalde para agilizar un procedimiento y conceder licencia, porque «iso ten un nome moi feo no código penal». No obstante, Feijoo remarcó que «iso non é tráfico de influencias, é defensa da sanidade pública», poniendo en duda que la sanidad sea una prioridad para quienes deniegan licencias al Sergas o defienden la «pseudociencia» contraria a las vacunas, en alusión a la eurodiputada Lidia Senra.

El Sergas crea seis grupos de trabajo para intentar mejorar la atención primaria

Elisa Álvarez
El conselleiro de Sanidade Vázquez Almuíña, este martes, antes de comenzar la reunión con los colectivos sanitarios
El conselleiro de Sanidade Vázquez Almuíña, este martes, antes de comenzar la reunión con los colectivos sanitarios

Profesionales denuncian que se escuda en la falta de médicos para no resolver los problemas

Más que una reunión fue casi una asamblea. Más de sesenta personas, en representación de todas las categorías profesionales de las áreas sanitarias de atención primaria, los colegios profesionales y las sociedades científicas de este nivel asistencial. El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, convocó en Santiago a los profesionales que trabajan en los centros de salud para tratar de rebajar la tensión que desde hace meses azota la sanidad gallega. La reunión de más de tres horas fue expositiva y poco productiva, sin mención por parte de la consellería al malestar más que evidente de los trabajadores, pero al menos se tomaron varias decisiones. Como crear seis grupos de trabajo que en el mes de febrero tendrán elaboradas una serie de conclusiones de cara a mejorar la primaria.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Feijoo: «É difícil cubrir baixas cando nun PAC de Vigo o 17 % dos médicos están de baixa»