Los detenidos en Vigo dicen que solo se reunían para «peleas de gallos» de rap

e. v. pita VIGO / LA VOZ

GALICIA

M. Moralejo

El líder de los Betas y dos miembros van a prisión provisional por ser banda criminal

12 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El cabecilla y dos supuestos miembros de la banda juvenil latina los Betas, desmantelada el miércoles por la Guardia Civil, ingresaron ayer en prisión provisional como supuestos autores de un delito de organización criminal. Les atribuyen 80 o 100 delitos de robos de móviles, altavoces bluetooh o tablets en Baiona, Vigo y Cangas en dos años, pero estos casos serán juzgados aparte. Negaron ante el juez de instrucción Juan Carlos Carballal, del juzgado número 4 de Vigo, ser una banda juvenil: solo admiten que se conocen de vista sin amistad. Alegan ser cantantes de rap, pues su ropa (gorras de béisbol, camisetas holgadas, pantalones anchos) y gestos son similares.

Alegan que la gente los llama los Betas porque ese es el nombre del grupo de WhatsApp que usan para quedar y salir por la noche. Algunos mostraban sus andanzas en Instagram. Y añaden que los identifican con el bloque 30 por unas escaleras en las que se reúnen para cantar rap y hacer peleas de gallos (retos entre raperos) en el barrio de Fátima, cerca de la estación de Urzaiz. Alguien marcó el territorio con grafitis de coronas de tres picos, típicas de las bandas latinas.

El líder, José Albany R. T., así como Anderlin A. E. V. y Enzo G. ingresaron ayer en A Lama. El cuarto detenido quedó libre con cargos. Es un joven venezolano que vive en Vigo desde hace tres meses con asilo político. Conoció a los Betas por la noche y salió con ellos sin que le exigiesen superar un rito de iniciación. Iba al bloque 30 a cantar rap con otro detenido. A otro sospechoso lo soltaron porque solo se unió al grupo de WhatsApp la noche previa a la redada. La pandilla rodeaba a sus víctimas a la salida de las discotecas o zonas de marcha y les hurtaban el móvil al descuido. En Cangas, un robo acabó en pelea.