¿Quién quiere ser concejal?

Los partidos inician la captación vecinal para las locales en un momento de temor y desapego a la política


Santiago / La Voz

Miles de gallegos y gallegas van a llegar a sus casas en los próximos meses y confesarán a sus familias y allegados, con justificada preocupación, que le han ofrecido ir en la lista de un partido político en las próximas municipales. Galicia escogerá en sus 313 concellos a cerca de cuatro mil concejales, pero muchos miles más habrán prestado su nombre, su prestigio, su influencia y hasta su neutralidad para dar soporte a papeletas y siglas que no pasarán de las cabinas electorales. De los que entren en las corporaciones, un porcentaje mínimo recibirá una remuneración que les permita dejar sus ocupaciones.

Al desapego que generó la corrupción en España se ha sumado ahora el temor a pasar por la trituradora mediática de los másteres y las declaraciones de la renta, que de momento se mantiene en el lodazal de las altas esferas políticas, pero que en cualquier momento puede alcanzar la arena local. «Va a existir la tentación de contagiar ese tipo de acciones, porque es una estrategia extendida de la derecha para que todos parezcamos iguales», sostiene Iván Puentes, responsable del área municipal de los socialistas gallegos. El exalcalde de Fene calcula que un 90 % de sus candidatos serán militantes, pero están «abiertos» a incorporaciones de vecinos valiosos por su tirón social, algo que, admite, es cada vez más complejo: «Fichar a un independiente requiere muchas más explicaciones y capacidad de convicción que hace veinte años», admite.

Los populares gallegos están atentos a los líderes sociales, pero exigen compromiso con los ideales populares, tan amplios como pueda ser la capacidad de una persona de arrastrar cientos de votos: «Para el PP, un concejal más puede significar una mayoría, la diferencia entre gobernar o hacer oposición, o de ganar o perder una diputación», refieren fuentes del partido. Su objetivo primero, la cantera más solvente, es la de los independientes, que, en muchos casos, salieron escindidos del PPdeG en los últimos años, y a los que les están abriendo las puertas con generosas posiciones en las listas.

Por lógica y desgaste, serán los partidos clásicos los que percibirán con más intensidad esa resistencia ciudadana a enrolarse en sus proyectos, pero solventarán las papeletas con sus amplias estructuras (el PP se va a presentar en 313 concellos y el PSdeG aspira a superar los 300).

En Marea y sus satélites locales tienen otros objetivos. Al margen de las plazas urbanas consolidadas, la organización pretende alcanzar en los próximos comicios una representación más o menos sólida en 150 concellos. «A presenza de veciños de xeito independente é a razón de ser das nosas candidaturas, por iso nós non imos poñer agora o radar para detectar posibles incorporacións, levámolo facendo tres anos», explica Ana Seijas, viceportavoz de Municipalismo de En Marea. Por su parte, el BNG también ha anunciado que abrirá sus listas a independientes para lanzar al menos las 259 listas que presentó en el 2015.

La gran incógnita será Ciudadanos. Quiere ser el último en mostrar las cartas, pero está por ver quién ocupa más espacio en la propaganda electoral, el alcaldable o Albert Rivera.

Bescansa, Yolanda Díaz y el instituto

Están en el mismo grupo parlamentario, aunque en órbitas de Unidos Podemos muy diferentes, pero a las diputadas Yolanda Díaz y Carolina Bescansa les une su pasado académico. Ambas estudiaron en la misma clase del instituto Rosalía de Castro de Santiago. Hoy es uno de los centros públicos más prestigiosos de Galicia, y en los 80 había tantos niños y niñas bien como en los mejores colegios privados.

Ethel Vázquez, sin anestesia

La cordial puesta en escena que hicieron el presidente Feijoo y el ministro de Fomento contrastó con la enganchada verbal con la que salieron de la reunión celebrada en el pazo de Raxoi la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y el delegado del Gobierno, Javier Losada. El motivo, alguna declaración del anestesista, a su juicio desacertada.

«Fichar a un independiente requiere mucha más convicción que hace veinte años»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

¿Quién quiere ser concejal?