El círculo más íntimo de Sito Miñanco

Solo 10 personas se reunían con él para trasladar sus consignas a la organización

.

VIGO / LA VOZ

Lo explicaban esta semana, de forma elocuente y tras levantarse el secreto del sumario, en la Brigada Central de Estupefacientes: «El grupo criminal de Sito Miñanco (José Ramón Prado Bugallo) estaba perfectamente estructurado, igual que cualquier gran empresa. Unos preparaban las lanchas, otros mantenían los contactos en Sudamérica, otros financiaban, los había que se dedicaban al blanqueo de capitales y otros a instalar equipos de telecomunicaciones para dar opacidad». La Policía Nacional, en sus diligencias finales, no solo pone nombres y apellidos a las 43 personas acusadas de trabajar con Miñanco -en prisión desde el 7 de febrero- también las jerarquiza según su importancia. Sito es el primero de la lista, los diez siguientes, en el orden expuesto a continuación, su círculo de mayor confianza.

Luis Enrique García

Alias «Alan». Colombiano, «mano derecha de Miñanco y una de las pocas personas con las que cuenta para tomar las decisiones más importantes. Viaja continuamente por toda la geografía española por encargo de JRPB (iniciales del principal acusado), para llevar a cabo las gestiones más importantes y estar presente en las reuniones más relevantes».

Juan Antonio Fernández

«Nuria». «Persona de máxima confianza de JRPB y supervisor de todas sus actividades ilegales en Galicia; también asiste a las reuniones más importantes en cualquier punto de la geografía nacional».

David Pérez Lago

«Niño». Hijo de Esther Lago ya condenado por narcotráfico. Era otro de los integrantes de la organización más cercano a Miñanco, según la investigación: «Persona de confianza de JRPB y Arango que asiste a las reuniones y desplazamientos por territorio español acompañando normalmente a Arango o a Fernández».

Oubiña, Charlín, Miñanco, ¿cómo les ha cambiado la vida? Sus nombres han regresado a los titulares por diferentes motivos. El último, la agresión que sufría Manuel Charlín en su propia casa

Raymond Van Rij

«Kit». «Ciudadano holandés residente habitualmente en Marbella que fue utilizado por JRPB y su organización para introducir un alijo de cocaína (616 kilos) desde Sudamérica en un contenedor a través de Holanda. La mercancía fue incautada por la policía holandesa».

Francisco Valle

«Amigo Kit». Mano derecha de Raymond Van Rij. «Viaja en ocasiones por cuenta de Van Rin y en otras para encontrarse con Van Rij en diversos puntos de la geografía española para mantener reuniones de máxima importancia; así mismo es la persona que Van Rij envía a Sudamérica para supervisar la salida de sustancia estupefaciente a Europa».

Leonor Ivanova Pérez

Una pareja de Sito. «Mujer con la que JRPB mantiene una relación sentimental adicional a otra relación más estable con la que es considerada su pareja estable; es plenamente consciente de las actividades participando en importantes reuniones en Galicia relacionadas con las operaciones de tráfico de drogas. Frecuentemente ha leído y escrito mensajes por orden de Miñanco a través del terminal con tecnología de encriptado, refiriéndose a detalles muy concretos de alguna de las operaciones de tráfico de drogas que ha dirigido JRPB; también ha participado en transportes de droga y/o dinero».

Claudia Viviana Delagado

Pareja estable. «Pareja sentimental estable de JRPB. Está al tanto de las operaciones ilícitas de JRPB, quien recientemente ha financiado un negocio que regenta y administra la propia Claudia Viviana».

Antonio Palma Hidalgo

«Toalla». Se trata de un acusado al que la Policía Nacional considera «muy vinculado fundamentalmente a la parte financiera del tráfico de drogas, si bien no solo se detectó que efectúa transportes de dinero, sino que también es testaferro de JRPB. Es el único miembro de la organización que viaja a Galicia para encontrarse con otros miembros muy cercanos a JRPB, como Juan Antonio Fernández».

José Antonio González

«Cherokee». Gracias a la investigación, la Policía Nacional pudo «comprobar cómo José Antonio se encarga junto con Juan Antonio Fernández de llevar a cabo la planificación de la infraestructura y de establecer las redes para las comunicaciones vía radiofrecuencia. Su presencia en las diferentes reuniones habría sido constante, a pesar de parecer estar en un segundo plano y bajo las directrices de Juan Antonio, que participaba en las reuniones de más importancia».

José Manuel Ferradás

«Liber». También está muy unido a Miñanco y sería el armador de la embarcación O Capricho, que tendría su puerto base en Portosín. «Como resultado de la investigación se presume que Ferradas podría hacer uso del pesquero O Capricho para recibir la sustancia estupefaciente desde las semirrígidas a pocas millas de la costa gallega, zona habitual donde faena, e introducir la misma aprovechando esa apariencia de actividad legal». Su zona principal de influencia es Barbanza, contando para ello con la colaboración de otro estrecho colaborador de Miñanco, Francisco Javier Pérez Rivas, vecino de Ribeira y apodado Pachi. Rivas se fugó de la Policía el mismo día que arrestaron a Miñanco y al resto de sus compañeros.

Narcos, cuando en Galicia mandaban los clanes Han pasado más de 25 años de la Operación Nécora. En la ría de Arousa las cosas han cambiado mucho desde entonces pero, ¿podemos hablar de un problema superado?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

El círculo más íntimo de Sito Miñanco