Una casa de empeños de Lugo vende restos de parafarmacia de Dorribo

La tienda, ubicada en el barrio lucense de A Milagrosa, puso hace dos meses a la venta el material a precios mínimos


lugo / la voz

Una parte de los bienes de Jorge Dorribo, el conocido empresario lucense caído en desgracia por sus problemas con la Justicia, han ido a parar a un destino insólito: una tienda dedicada a la compra y venta de artículos nuevos y de segunda mano. Entre vehículos, latas de piña en almíbar, aparatos tecnológicos, vinos, chocolatinas, chicles, cuadros y otros artículos es posible adquirir restos de farmacia que en su día fueron propiedad de Nupel, la firma de Dorribo, cuyas pertenencias fueron liquidadas tras salir a subasta a raíz de sus problemas legales.

Una parte de estos artículos de Nupel se encuentran desde hace unos meses en Megaempeños, un establecimiento de unos 400 metros que abrió sus puertas hace cuatro años en la calle Mallorca, en el barrio lucense de A Milagrosa. Orinales con boca, conocidos como conejos, a 1,95 euros; gafas de sol valoradas en su momento en 20 euros por solo 1,95; esparadrapo caducado a un euro el pack de tres rollos, carpetas portafolios a 4,95 euros... La oferta es llamativa. «Hace dos meses que pusimos este material a la venta. Tenemos más por sacar, como kits de primeros auxilios, pero lo guardamos en el almacén porque en la tienda no tenemos sitio para colocar más productos. Los lotes grandes los derivamos a la nave, los almacenamos y después los clasificamos para tasar y luego bajar a la tienda. En cuanto al esparadrapo, al no ser perecedero no está prohibida su venta, pero sí tenemos que informar de que está fuera de fecha», explica uno de los cinco trabajadores del establecimiento.

Lo cierto es que el material que más éxito tuvo tras ser puesto a la venta fueron unas mantas térmicas similares a las que utilizan los servicios sanitarios para tapar a los heridos. Costaban un euro y de un día para otro volaron. «Se las llevaron todas los marroquíes para venderlas fuera», comenta este mismo vendedor.

El material que ahora está a la venta en Megaempeños fue adquirido por el propietario de la tienda en el proceso concursal que supuso la liquidación de Nupel. «Está todo registrado y tenemos todo en regla», afirma.

Pocos en Lugo podían pensar hace solo unos años que el patrimonio de Jorge Dorribo acabaría liquidándose en una tienda de oportunidades. El empresario exhibía en la ciudad un tren de vida que se quebró tras el final de Nupel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Una casa de empeños de Lugo vende restos de parafarmacia de Dorribo