La vacuna de la gripe solo tuvo una efectividad del 7 % frente al virus A y del 52 % contra el B

De momento han fallecido 160 gallegos por complicaciones de esta patología, la cifra más alta de la década


Santiago / La Voz

El virus de la gripe sigue circulando por Galicia, pero cada vez lo hace con menor intensidad. La onda continúa bajando, aunque las complicaciones se mantienen y en una sola semana han fallecido 30 personas. Desde que empezó la temporada se han registrado en Galicia 160 muertes, la cifra más alta de esta década. El dato es relativo, porque los sistemas de registro e información se mejoraron con la pandemia de la gripe A, por lo que en los últimos años se cuantifican más víctimas mortales.

Otro de los indicadores que ha estado muy presente este invierno es la efectividad de la vacuna, que los expertos estimaban baja por dos motivos: el primero, porque en Australia esta eficacia se limitó al 10 % en el virus AH3N2; y el segundo, porque circuló de forma mayoritaria una cepa, denominada Yamagata, que no está incluida en los componentes de la vacuna. De ahí que se esperasen con expectación los primeros datos, que en España reflejan que entre los pacientes ambulatorios -menos graves- esta efectividad se quedó en un 7 % en el virus AH3N2, aunque en el B subió al 52 %.

La baja protección ante el virus A podría explicarse por dos razones, tal y como recoge el Sergas: porque este subtipo sufre más cambios genéticos que los otros y porque muchas vacunas se desarrollan en huevos, y en ese cultivo el AH3N2 experimenta más cambios antigénicos. En el caso del virus B, en donde cabría menos protección al no incluir la cepa que circula, el porcentaje de efectividad podría explicarse por una protección cruzada entre dos tipos de virus.

Los datos de eficacia no son iguales en los pacientes hospitalizados mayores de 64 años. En este caso la vacuna tuvo una efectividad del 32 % frente al AH3N2, y del 22 % frente al B. A mayor edad, además, más protección. De hecho, un estudio del Instituto de Salud Carlos III demuestra que la vacuna tiene un alto efecto protector frente a los casos graves y la mortalidad en mayores, que es donde realmente se necesita más esta eficacia.

Desde que el virus comenzó a circular en la comunidad gallega se produjeron 2.800 ingresos hospitalarios. De ellos, el 90 % deberían haberse vacunado bien por edad o bien porque presentaban algún factor de riesgo. De este colectivo solo se había inmunizado la mitad. En cuanto a los fallecidos, de los 160 registrados en los hospitales, todos pertenecían a colectivos de riesgo y 70 no se habían protegido.

Estudios posteriores

Las cifras de mortalidad de la gripe que semanalmente ofrece la Consellería de Sanidade son casos confirmados en laboratorio, en los que se comprobó que tenían el virus. Pero muchas más personas, sobre todo mayores, fallecen por las consecuencias de la gripe, por ejemplo por una neumonía. No obstante, es difícil que la causa de fallecimiento se registre como gripe por dos motivos: porque en los certificados de defunción no suele aludirse a esta causa y porque la víctima suele fallecer a raíz de una complicación posterior, por lo que cuando se produce el fallecimiento ya no se detecta la infección viral.

636 defunciones en España

En el conjunto de las comunidades se registraron 636 muertes, 442 asociadas al virus B. El 85 % de los fallecidos tenían más de 64 años y el 98 % presentaban factores de riesgo en los que se indicaba la vacunación. La situación de la onda de la gripe sigue siendo epidémica en todas las comunidades salvo en Asturias, Cantabria, Extremadura y Canarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La vacuna de la gripe solo tuvo una efectividad del 7 % frente al virus A y del 52 % contra el B