Las lecciones del viejo Japón

El país más envejecido del mundo premia la excelencia en formación gerontológica, crea empleos para mayores y financia la innovación en robótica para la tercera edad


redacción / la voz

Es el país más envejecido del mundo. El saludable modo de vida nipón ayuda a que la curva que representa a la tercera edad se haya disparado en los últimos años. Pero también el aumento de los «solteros parásitos», con ingresos ínfimos que no les permiten dejar el nido paterno, y el profundo desinterés de muchos japoneses por tener pareja e hijos. Este modelo demográfico en caída libre preocupa especialmente al Gobierno, pese a que sostiene que el país saldrá adelante gracias a que lleva la delantera mundial en tecnología robótica. El soporte económico que ofrece a las empresas para que formen a sus trabajadores en los retos de la cuarta revolución industrial es fundamental. Pero hay otras medidas que mejoran la calidad de vida del numerosísimo grupo de más de 65 años que puebla Japón (casi el 27 %), y que, además, rentabiliza el resto de la sociedad.

atención y cuidado

Incentivos financieros. Los estudios vaticinan que en el 2050 la mitad de la población japonesa tendrá más de 50 años. Ante esta coyuntura, el Gobierno impulsó hace cinco años una misión para garantizar altos estándares de calidad en los servicios de cuidado de mayores. Para ello, fijó un promedio de 15 trabajadores de atención a la tercera edad por cada mil habitantes. Además, el Ejecutivo premia con incentivos financieros a los centros de cuidado que contraten a trabajadores con alta especialización.

innovación científica

Robótica para mayores. Shinzo Abe hace encaje de bolillos para contrarrestar que en 2025 faltarán unos 370.000 cuidadores de mayores. Por eso ha financiado proyectos que aseguren que en el 2020 el 80 % de los ancianos podrán ser atendidos por un robot. Como explica Ana Goy, profesora de Economía y Gestión Empresarial de Japón en la Universidad Autónoma de Madrid, «existe un programa ejecutado en los últimos cinco años donde 98 empresas están trabajando en robots y han conseguido crear 15 proyectos comerciales que mejorarán hasta en un 80 % el rendimiento del trabajo en centros específicos para mayores».

empleo para mayores

Trabajos flexibles. Pese a que un elevado número de empresas fuerzan la jubilación de los japoneses a los 60 años para ahorrar, la esperanza de vida de un japonés está en los 83,4 años, motivo por el cual «la noción sobreos límites laborales cambian. La principal razón para seguir trabajando no es la necesidad de complemento de pensiones, sino seguir manteniéndose útiles y activos», comenta Goy. Para ello, el Gabinete de Abe ha creado puestos de trabajo alternativos. Se premia a las empresas si crean plazas para mayores de 60 años ofreciéndoles rebajas fiscales. Los mayores tienen una remuneración menor, pero también menos exigencias.

contra la demencia

Códigos QR en las uñas. La demencia es un lastre del que tampoco se libran los mayores de la nación insular. Para combatirla, En Iruma, al norte de Tokio, muchas personas seniles llevan un código QR en la uña con sus datos de contacto por si se pierden. La policía puede localizarlos en caso de que se desorienten o se pierdan.

frenar los accidentes

«Noodles» y carritos de golf. Para evitar los accidentes de tráfico provocados por los mayores, las administraciones locales han tirado de iniciativa creativa. En la prefectura de Aichi se ha puesto en marcha un programa que incita a los conductores a renunciar a sus carnés de conducir a cambio de vales descuento en noodles en 176 restaurantes. En Wajima, al oeste del país, facilitan un servicio gratuito de carritos de golf para garantizar la seguridad de este grupo de población y, de paso, atraer turistas a esta villa costera.

Rosalía Avila Tapiès, geógrafa en Kioto: «Es un gigante tecnológico que podrá hacer frente a los retos»

Rosalía Avila Tapiès es especialista en Geografía en la Universidad de Kioto y miembro de la Sociedad de la Geografía Humana de Japón. Explica que «el proceso de híper envejecimiento nipón es pionero y se produce en una situación de descenso poblacional por los bajos índices de natalidad que no es compensada por la muy restringida inmigración». Sin embargo, es optimista y cree que «Japón es un gigante tecnológico, por lo que tiene los recursos necesarios para hacer frente a estos retos. Pero, aún así, «el Gobierno ha tomado medidas como el aumento de la participación femenina en el mercado de trabajo para mantener el nivel de vida».

Antón Dubra, gallego en Tokio: «O trato ós maiores é mellor que en calquera outra parte»

Lleva cuatro años viviendo en Tokio, pero al coruñés Antón Dubra continúa sorprendiéndole el trato que reciben los mayores en Japón. «Na lingua xaponesa hai diferentes graos de educación e eles sempre son tratados co máximo respeto, e partindo da base de que foron os que se romperon as costas para construir o Xapón moderno, ese aprezo esténdese en todos os aspectos da vida». Además siguen activos muchos años. «Moitos non se queren retirar e outros teñen que seguir cotizando. Así que que pódelos ver dirixindo aos peatóns nas obras ou incluso de gardas de seguridade en centros comerciais».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Las lecciones del viejo Japón