El Chicle, ¿asesino u homicida?

De la calificación de los delitos que se imputen a Enrique Abuín va a depender la pena y el tipo de tribunal que lo juzgue


RIBEIRA / La VOZ

Las dos incógnitas más relevantes sobre Diana Quer, saber dónde estaba y quién se la llevó, están resueltas tras la confesión de José Enrique Abuín Gey. Sin embargo, todavía quedan muchas dudas por despejar y de la respuesta que se les dé va a depender el futuro del Chicle. La cuestión fundamental será determinar si se trata de un asesino o de un homicida, porque eso determinará la pena a la que se enfrentará y el tipo de tribunal que lo juzgará llegado el momento.

Homicidio

Como máximo, 15 años. Lo que parece claro a la vista de los acontecimientos es que el Chicle tendrá que enfrentarse, como poco, a la acusación de homicidio por la muerte de Diana Quer. Este sería el mejor de los escenarios posibles para él, puesto que, según lo que establece el Código Penal, la pena máxima que podría imponerle el tribunal sería de 15 años. Expertos en derecho señalan que, a la vista de las evidencias existentes hasta la fecha, y a la espera de los resultados del análisis de las pruebas halladas en la nave de Rianxo, en este momento no hay indicios suficientes para atribuir a José Enrique Abuín otro delito que no sea el de homicidio.

Asesinato

Con o sin agravantes. Hasta 25 años podría incrementarse la petición de cárcel para el Chicle si finalmente existen elementos que permitan acusarlo de asesinato. Según el Código Penal, la tipificación de asesinato se produce si se dan circunstancias como ensañamiento, alevosía o si el hecho delictivo busca evitar que se descubra otro delito. Si a esto se añaden agravantes, el rianxeiro podría enfrentarse a la pena de prisión permanente revisable.

Abuso sexual

Cuestión clave. Determinar si se produjo una agresión sexual será fundamental para determinar el tipo de delito que se imputará al Chicle. En sus declaraciones no reconoció haber violado a Diana Quer, y dado el tiempo transcurrido desde la desaparición de la joven madrileña, es un extremo que será difícil de demostrar, pero es una cuestión que puede abrir la puerta a la prisión permanente revisable para el Chicle. De ahí la importancia de determinar si hubo un delito contra la libertad sexual de Diana.

Jurado popular

Por determinar. De la tipificación del delito va a depender no solo la pena a la que podría enfrentarse José Enrique Abuín, sino también el tipo de tribunal que lo juzgará. Fuentes jurídicas explicaron que todavía es prematuro hablar de esta cuestión y que será una vez se configure la acusación contra el único detenido por este caso cuando se establecerá si será un jurado popular o un juez profesional el encargado de determinar la culpabilidad del Chicle.

Criterios

Los fija la ley. La designación de un jurado popular para juzgar al asesino confeso de Diana Quer dependerá del tipo de delito que se le atribuya finalmente. Los criterios que se siguen para ello los fija la Ley del Tribunal del Jurado, que entre los supuestos que recoge para este caso incluye el de homicidio. No está tan claro qué ocurrirá si se imputa al rianxeiro más de un crimen. Lo que dice el texto legislativo es que la competencia del jurado se extenderá a delitos conexos, es decir, que por su relación deben ser objeto de un mismo proceso, siempre que se dé el supuesto de que alguna de las acciones se haya cometido para perpetrar otras, facilitar su ejecución o procurar su impunidad. También se prevé esto en el caso de que dos o más personas reunidas cometan simultáneamente los distintos delitos.

La defensa

La mínima pena. Entre los abogados del turno de oficio del partido judicial de Ribeira no había demasiado interés en asumir la defensa del Chicle, sin embargo, expertos juristas de la comarca comentaban ayer que el caso es menos complejo de lo que podría parecer de entrada a los profanos en la materia. Un letrado explicaba que la labor de defensa debe centrarse en configurar el delito de la menor pena posible, algo «relativamente sencillo» a la vista de las pruebas que hay a día de hoy según lo que ha trascendido de la investigación. Demostrar que José Enrique Abuín es inocente en el caso de Diana Quer, sobre todo tras su confesión, no parece una estrategia viable, así que de lo que se trataría es de evitar que los cargos contra él vayan más allá de la acusación de homicidio.

Abuín Gey se interesa por las posibilidades de hacer deporte en la prisión de A Lama

L. Penide

Después de una semana internado en la prisión de A Lama, José Enrique Abuín Gey parece dar muestras de irse acostumbrando paulatinamente a las rutinas penitenciarias. No obstante, permanece recluido en una celda acristalada del penal pontevedrés, donde está permanente vigilado en aplicación del protocolo antisuicidio que se le está aplicando y que implica que lo acompañe un preso de confianza.

Así, durante estos días, el Chicle, quien en el pasado militó en el Clube Atletismo +9 Moraña, ha dado muestra de su interés por la práctica deportiva. En los últimos días, se ha dirigido a algún funcionario de la cárcel para preguntarle por las posibilidades que tiene de practicar deporte en la prisión, que dispone, al menos, de gimnasio y pabellón.

De igual modo, las fuentes consultadas confirmaron que ya mantuvo contacto telefónico con algunas personas de su entorno más cercano, si bien no pudieron precisar si había sido con su madre, su mujer o, incluso, su abogada. Eso sí, y aunque el contacto con otros reclusos es mínimo, Abuín Gey ya ha tenido que escuchar insultos, pocos, hacia su persona.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Chicle, ¿asesino u homicida?