Abuín Gey se interesa por las posibilidades de hacer deporte en la prisión de A Lama


Pontevedra / La voz

Después de una semana internado en la prisión de A Lama, José Enrique Abuín Gey parece dar muestras de irse acostumbrando paulatinamente a las rutinas penitenciarias. No obstante, permanece recluido en una celda acristalada del penal pontevedrés, donde está permanente vigilado en aplicación del protocolo antisuicidio que se le está aplicando y que implica que lo acompañe un preso de confianza.

Así, durante estos días, el Chicle, quien en el pasado militó en el Clube Atletismo +9 Moraña, ha dado muestra de su interés por la práctica deportiva. En los últimos días, se ha dirigido a algún funcionario de la cárcel para preguntarle por las posibilidades que tiene de practicar deporte en la prisión, que dispone, al menos, de gimnasio y pabellón.

De igual modo, las fuentes consultadas confirmaron que ya mantuvo contacto telefónico con algunas personas de su entorno más cercano, si bien no pudieron precisar si había sido con su madre, su mujer o, incluso, su abogada. Eso sí, y aunque el contacto con otros reclusos es mínimo, Abuín Gey ya ha tenido que escuchar insultos, pocos, hacia su persona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Abuín Gey se interesa por las posibilidades de hacer deporte en la prisión de A Lama