El sector forestal no es el causante de los incendios


Tras la devastadora situación vivida, tenemos la obligación de remontar y comenzar de nuevo un camino angosto que solo con la unión de todos los entes se podrá llevar cabo (Administración, propietarios, industrias, particulares...). La cooperación de todos será indispensable y cuanto antes comencemos, mejor.

Nuestro primer pensamiento es de tristeza: el sector forestal se siente triste desolado y preocupado. Primero por la crudeza de los hechos en los que se perdieron vidas humanas, y después por la pérdida material de viviendas u otros enseres y por la destrucción de nuestros montes. Por otro lado, a partir de la terrible situación a la que nos enfrentamos, se ha procedido de una u otra manera a la estigmatización del sector forestal en distintos foros, entrevistas y redes; en la industria y en las especies, a veces con argumentos, pero otras haciendo mella en el árbol caído e infundiendo rumores que denuestan la actividad maderera gallega.

Desde el sector no podemos permitir que se dañe gratuitamente a 3.000 empresas ni los 70.000 puestos de trabajo que aglutina, a los que representamos; no podemos permitir que los propietarios se queden empequeñecidos por estos comentarios y tenemos que ser claros con la sociedad para que se entienda que nuestro sector es imprescindible en Galicia y no es el causante de los incendios.

A día de hoy el sector forestal representa 80.000 propietarios forestales, 70.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, 3.000 empresas y más de 2.800 comunidades de montes. Es un sector puntero en Galicia, y no se puede prescindir de él.

Nuestra actividad es prácticamente la principal gestora de los montes gallegos: solo gracias a que el aprovechamiento forestal es rentable y aporta una vialidad económica para el propietario, se procede a la gestión del monte y por lo tanto dicha gestión se transforma en la mayor medida de prevención de incendios forestales.

Tenemos que ponernos en la actual situación en la que se encuentra Galicia: la despoblación rural es una realidad aplastante, lo que se transforma en abandono. Nuestra actividad es la única que fija población y merma a su vez las parcelas en estado de abandono que facilitan la propagación de los incendios forestales.

En A Mariña de Lugo, distrito eminentemente forestal en el que se corta más madera que en las provincias de A Coruña y Pontevedra juntas, dado que el cien por cien del territorio forestal está activo, con una debida gestión de la biomasa y el propietario está altamente vinculado a la propiedad, no se producen incendios a pesar de que la mayor parte de la especie plantada es el eucalipto. Reflexionemos entonces antes de lanzar malas interpretaciones.

Es cierto que una vez que sucede un hecho, la investigación posterior arroja datos y conclusiones que deben ser utilizados para mejorar de manera serena, no sensacionalista. Que todos los entes de la sociedad propongamos medidas efectivas y contrastadas que permitan que la dantesca situación vivida no vuelva a producirse.

Para finalizar: ¿Galicia puede perderse el tren de la bioeconomía? ¿Puede gestionar la propiedad forestal, frenando el abandono, si no existe rentabilidad? Y tercero: miremos algo más a nuestros amigos europeos a los que queremos parecernos, a países como Finlandia, en cuanto a explotación forestal se refiere. Pues lo dicho, reflexionemos.

Nuria Rodríguez Arias y técnicos de la Asociación Provincial de Primeira Transformación da Madeira de Lugo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
39 votos
Comentarios

El sector forestal no es el causante de los incendios