«El eucalipto está al límite de su expansión»

Susana Acosta
S. Acosta REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

MILA MÉNDEZDANIEL PORTELA

La ordenación de los montes es clave para reducir el riesgo de fuegos en Galicia. Cinco expertos en regeneración forestal contestan a las dudas

22 oct 2017 . Actualizado a las 09:51 h.

Estudiar cada zona quemada y usar técnicas de protección del suelo son las medidas urgentes a adoptar en los montes gallegos arrasados por la ola de incendios. Pero también los expertos apuntan a la necesidad de ordenar los montes y evitar una mayor expansión del eucalipto. Está al límite y ha desbordado todas las previsiones.

Ahora que los montes están arrasados surgen las preguntas. La primera, y principal, cómo se debe actuar en las zonas que han quedado calcinadas. Cinco expertos en regeneración forestal contestan a las incógnitas.

¿Qué hay que hacer con los bosques calcinados tras esta ola de incendios?

 Francisco Díaz Fierros, catedrático emérito de la USC

Depende de la zona. Si es un espacio de interfaz urbano forestal, lo más acertado sería crear perímetros de protección sin árboles en el contorno de las viviendas. Si es una zona de vocación agrícola o ganadera, habría que restituir este uso y si es forestal, repoblar de nuevo. El problema de la especie arbórea a utilizar va a depender de la política forestal del momento, si la titularidad es privada o mancomunada, etc. En todos los casos deben tenerse en cuenta la erosión del suelo y el arrastre de cenizas. En Galicia, se ensayaron con éxito medidas de prevención. Son medidas caras que deben dirigirse solo a aquellas zonas con mayores riesgos.

Serafín González, presidente de la Sociedad Galega de Historia Natural

Evaluar la situación del terreno para decidir si es necesario intervenir y priorizar las zonas de actuación. En un mismo incendio, los daños en la vegetación y en los suelos son muy variables.

Javier Silva, doctor en Biología y profesor de Silvicultura

Primero hay que hacer una evaluación del daño. Hecho esto, se pueden empezar a realizar trabajos de protección del suelo y obras hidrológico-forestales. El rebrote de la vegetación natural es fundamental, por lo que cualquier labor de recuperación pasa por la conservación de la misma.

Antonio Rigueiro, director de la Estación Científica de O Courel

Lo prioritario a corto plazo es prevenir la pérdida de suelo por erosión.

Rosa Mosquera, presidente de la Federación Europea de Sistemas Agroforestales

En primer lugar, emplear las técnicas para que se proteja el suelo y evitar procesos de erosión. A continuación, favorecer el establecimiento de una cubierta vegetal lo más parecida a la destruida. Debemos empezar por especies anuales adaptadas a la zona, que se establecen rápidamente como son los cereales o el raigrás italiano, que son poco persistentes y permiten con posterioridad que se instalen las especies naturales adaptadas a las zona. En los grandes incendios, deberían añadirse semillas de zonas próximas que no hayan ardido, para favorecer el proceso de recolonización.

¿Es bueno esparcir semillas o es mejor que la repoblación sea natural?

Francisco Díaz Fierros

Si se utilizan para recuperar una vegetación herbácea protectora de la erosión son muy necesarias. En esto hay polémica, ya que las especies que crecen más rápido son ajenas a los ecosistemas tradicionales y suponen una cierta contaminación biológica. Si queremos regenerar los ecosistemas con eficacia habría que tolerarla. Otro caso sería que la zona quemada estuviera protegida ecológicamente, en donde se debería evitar.