El tiempo da un giro de 180 grados

La comunidad queda esta semana en la parte de la corriente en chorro que desciende, y llegará aire polar

;
La meteorología da un giro de 180 grados en Galicia La posición actual de la corriente en chorro permitirá la entrada de aire polar en Galicia. Las anomalías negativas de temperaturas hasta el viernes serán de diez grados. No se descarta nieve en los puntos más altos.

redacción / la voz

El Jet Stream es una corriente de aire situada a unos once kilómetros de altura que se mueve siempre del oeste hacia el este a gran velocidad. Los vientos pueden superar los 300 km/h. Por ello, los aviones suelen aprovechar esta autopista que hay en cielo para ahorrar tiempo y combustible cuando hacen rutas desde Estados Unidos a Europa. Fue descubierta por científicos japoneses en los años veinte y usada como arma en la Segunda Guerra Mundial. El imperio nipón diseñó un sistema muy sofisticado para la época que consistía en globos cargados con bombas que explotaban al llegar a la costa oeste de Estados Unidos, donde provocaban grandes incendios. Los americanos quedaron tan abrumados con esta tecnología que prohibieron informar sobre los bombardeos, algo que llevó a pensar a Japón que su plan había sido un fracaso.

En Galicia estamos muy pendientes del comportamiento del Jet Stream durante el otoño e invierno, cuando la radiación solar disminuye y el aire frío desciende hasta nuestras latitudes. Detrás de los intensos temporales que azotan a la comunidad, incluyendo las ciclogénesis explosivas, suele estar esta corriente atravesando la península ibérica y trayendo consigo vientos fuertes y lluvias torrenciales. Esto ocurre cuando se desplaza siguiendo los paralelos, del oeste hacia el este.

Pero como el resto de los mecanismos naturales del planeta, también siente los efectos del calentamiento global. El Jet está situado justo donde coinciden el aire cálido que asciende desde el Ecuador y el gélido que desciende de los polos. Es una forma que tiene nuestro planeta para equilibrar el exceso de calor en las zonas ecuatoriales y de frío en el extremo norte. Sin embargo, la temperatura está aumentando en todo el mundo y reduciendo el contraste térmico entre el Ecuador y el polo. Esto produce el llamado efecto Ártico. «É un fenómeno que amplifica o quecemento global. As zonas polares estanse a quentar de xeito máis intenso. Como consecuencia, a corrente desténsase coma unha corda, e xa non se move dende o leste cara o oeste senón que fai excursións de norte a sur e de sur a norte», como explica Juan Taboada, de MeteoGalicia.

Los gallegos ya sabemos qué significa exactamente esta anomalía producida por el cambio climático. Son las condiciones que hemos tenido durante el último año y medio. Se resume en secas y cálidas. Los meses sin lluvias y los récords de temperatura máxima se amontonan. ¿Por qué? Llevamos un largo período de tiempo dentro de la parte ascendente de la corriente en chorro, que desplaza masas de aire africano hasta Galicia. Ese aire tan caliente es además el alimento del anticiclón de las Azores, que lo aprovecha para remontar hacia el norte, abrazarnos e impedir que llueva.

Sin embargo, en este nuevo contexto, el Jet Stream también puede darnos algunas sorpresas, como comprobaremos esta misma semana. Basta con que varíe ligeramente para que Galicia quede en la parte que se mueve hacia el sur. Cuando eso sucede, la meteorología da un giro de 180 grados y ya no llega aire seco y cálido, sino húmedo y polar: «Estes días imos estar na zona da vaguada e chegará aire moito máis frío do que lle corresponde á época do ano. Malia que semelle raro, vai chegar aire polar marítimo. Non é unha masa de aire tan xélida como podería ser no inverno pero as anomalías de temperatura van a ser moi importantes», anuncia Taboada. 

Veinte grados en Ourense

De hecho estaremos ante una situación tan atípica como la de la semana pasada, pero con signo contrario. En Ourense, por ejemplo, el calor africano disparó el mercurio hasta los 40 grados, una cifra que supera en diez grados el valor medio en el mes de junio. Esta semana la máxima descenderá hasta los veinte grados. En este caso hablamos del mismo número pero por debajo de la media. «Estamos vendo que esta situación se está a producir de xeito prolongado dende hai meses e tendo en conta que o cambio climático é unha realidade, debemos prepararnos para estes cambios bruscos do tempo», termina el físico gallego.

No se descarta que pueda nevar a partir de los 1.600 metros de altura. Un dato que nos da una idea de hasta qué punto es excepcional esta situación. Eso sí, durará poco. A partir del próximo domingo, quedaremos de nuevo en la parte del Jet Stream que asciende, regresará el aire cálido y las temperaturas ascenderán de forma notable.

Los embalses están al 73 % de su capacidad, y los de abastecimiento superan el 90 %

Los embalses de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa, administrados por Augas de Galicia, se encuentran al 72,92 % de su capacidad total, y en el caso de los dedicados a abastecimiento, al 93,7 %. Todas las presas cuya finalidad es suministrar agua potable a la población están ahora por encima del 90 %, con las únicas excepciones de Cecebre (89,36 %) y Vilagarcía (41 %). El de Pontillón de Castro es, según Augas de Galicia, el que presenta un mayor porcentaje de ocupación, con un 98,94 %. En lo que respecta a los dedicados a consumo hidroeléctrico, el embalse del Eume es el que tiene, según las últimas mediciones, la ocupación más alta, con un 90,41 %.

De todos modos, si la situación actual se compara con los niveles que se registraban el año pasado en las mismas fechas, se comprueba que el volumen de los embalses está ahora 16 puntos por debajo. El 26 de junio del 2016 la ocupación era del 89,14 % frente al 72,92 % actual.

De todas maneras, y aunque la capacidad de los embalses de abastecimiento supere el 90 %, Augas de Galicia mantiene su llamamiento a la población para que modere el consumo de agua y haga un uso responsable del recurso. La Oficina Técnica da Seca, recuerda el organismo autonómico, recomienda mantener la situación de prealerta por sequía, debido al caudal que presentan los ríos de la cuenca Galicia-Costa.

Augas de Galicia activó la situación de prealerta en la demarcación hidrológica en el mes de enero tras un invierno que había sido anormalmente seco. Casi al mismo tiempo se activó también la prealerta por sequía en la demarcación hidrográfica Miño-Sil, que depende, en este caso, del Gobierno central. En ambos casos se mantiene ese nivel de aviso, porque las escasas precipitaciones de la primavera no permitieron que la situación mejorase. Algunos concellos han comenzado a tomar medidas para evitar cortes de agua si la sequía se prolonga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
53 votos
Comentarios

El tiempo da un giro de 180 grados