Los conductores perderán el carné si dan positivo dos veces en menos de dos años

Serán examinados por médicos para evaluar si son aptos para seguir teniendo el permiso

Efectos del alcohol en la conducción Efectos del alcohol en la conducción

redacción / la voz

Los conductores que den positivo en alcohol o drogas dos veces en un plazo de dos años serán considerados reincidentes y perderán el carné. Esos infractores serán enviados a un tribunal médico para comprobar si siguen siendo aptos para conducir o si padecen algún tipo de adicción y tienen que someterse a un tratamiento. Es un paso más de la Dirección General de Tráfico (DGT) para apartar de las carreteras a los conductores que cogen el coche tras haber consumido alcohol o drogas y ponen en peligro a los demás usuarios de la carretera. Si los médicos detectan algún problema que limita las aptitudes psicofísicas del infractor, este se quedará sin carné el tiempo necesario hasta que las autoridades sanitarias comprueben que ha recuperado las condiciones para conducir.

Ha sido esta la medida estrella del paquete aprobado ayer por el Comité de Seguridad Vial reunido de forma urgente en Madrid tras los graves accidentes de las últimas horas causados por conductoras que dieron positivo en alcohol y en drogas y provocaron la muerte de cinco ciclistas. Aunque el comité fue convocado por el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, el propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quiso presidir la reunión y explicar las medidas acordadas ayer para reducir la accidentalidad en las carreteras españolas. Zoido, que perdió a un hijo de 17 años en un accidente de tráfico, dijo que los reincidentes «perderán la vigencia del carné por falta de actitudes psicofísicas». Aseguró que la medida puede ser puesta en marcha de forma inmediata porque ese tipo de suspensión del permiso de conducir ya está previsto en el Reglamento General de Conductores. En realidad, la norma se basa en el artículo 36 del citado reglamento, que es el mismo que se aplica en los casos de conductores de edad avanzada sorprendidos en sentido contrario en autovías y autopistas. Ellos también son enviados a una revisión médica extraordinaria para evaluar si mantienen las condiciones psicofísicas necesarias para seguir conduciendo.

De todas formas, faltan por concretar detalles sobre cómo se aplicará la suspensión de la vigencia del permiso a los conductores con problemas de alcohol o de drogas. El director de la DGT tendrá que remitir las correspondientes instrucciones a los jefes de Tráfico de cada provincia porque ellos son los que tienen las competencias para declarar la pérdida de vigencia de un permiso de conducir y remitir los expedientes de los infractores a los servicios médicos encargados de las revisiones extraordinarias, que en el caso de Galicia están al cargo del Sergas.

Siguen las multas y los puntos

Lo que no va a cambiar, al menos por ahora, es el actual régimen sancionador de multas y retirada de puntos del carné que se aplica a los conductores que sean detectados conduciendo con tasas de alcohol superiores a las permitidas o con drogas en su organismo. El positivo en alcohol (más de 0,25 en la prueba de aire, que es 0,15 para noveles y profesionales) se mantiene en una sanción de entre 500 y 1.000 euros y la retirada de entre 4 y 6 puntos. La infracción es delito cuando se supera la tasa de 0,60.

En el caso de los drogas no hay tasas, ya que se castiga la mera presencia de sustancias prohibidas en el cuerpo. La sanción es de 1.000 euros y la pérdida de 6 créditos del permiso de conducir. La DGT pretende incrementar de forma considerable los controles, en especial los de drogas, para tratar de llegar a hacer el mismo número de pruebas que en el caso del alcohol. «Se está aumentando el número de controles de alcoholemia y de drogas para detectar a los conductores que han bebido alcohol o consumido estupefacientes», aseguró el propio ministro del Interior.

Zoido también anunció que la DGT tendrá una parte activa en el caso de los accidentes causados por infracciones a la normativa de tráfico y en los que los jueces decidan archivar el proceso penal. En esos casos, Tráfico analizará si hay posibilidad de continuar con el procedimiento sancionador por la vía administrativa con el objetivo de que no quede impune la infracción que causó el siniestro.

«Sin carné también conducen»

El plan anunciado por Interior y por la DGT no satisface a las víctimas de accidentes, que dudan de la efectividad de las medidas y piden que a los conductores reincidentes por infracciones relacionadas con el alcohol o las drogas no solo se les retire el carné de conducir, sino que también se les quite el vehículo.

El presidente de la asociación DYA, Francisco Canes, dijo que su asociación propone la retirada del vehículo a los reincidentes porque el coche es la «herramienta del delito» y porque lo más importante es «sacar a esta gente de la carretera». Además, reclama que quienes reincidan más de dos veces sean enviados a la cárcel. Para Canes, la retirada del carné anunciada por Interior tiene «efectividad cero», puesto que a su juicio «no hay ninguna fuerza legal que obligue a alguien a someterse a un examen» de valoración sobre su actitud psicofísica para saber si esa persona es dependiente del alcohol o las drogas.

Stop Accidentes coincide básicamente con las apreciaciones de la asociación DIA, ya que para esta asociación el hecho de retirar el permiso de conducción no impide que el infractor reincidente pueda volver a coger el coche y salir a la carretera. «Sin carné también conducen», advierte la presidenta de Stop Accidentes, Ana Novella, quien asegura que a estas personas «les da igual» tener el carné o no.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los conductores perderán el carné si dan positivo dos veces en menos de dos años