Familiares y afines a Pachi Vázquez se afilian de golpe al PSOE ourensano

La ejecutiva local recurre 92 inscripciones «sospechosas» en solo un mes


ourense / la voz

El censo de afiliados del PSOE en la capital ourensana el pasado mes de diciembre era de 544 personas. El anuncio de las primarias entre Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López eleva el número de militantes a 654, un 16,81 % más en solo cuatro meses. La ejecutiva local del partido, que respalda mayoritariamente a Sánchez, cree que se debe a una maniobra de los afines al ex secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, que ya ha mostrado su apoyo a la candidatura de Susana Díaz. El secretario de organización del partido en la ciudad ya ha presentado un recurso para tratar de anular 92 altas tramitadas directamente por la ejecutiva provincial y aceptadas por la gestora federal el pasado mes de marzo, justo a tiempo para que puedan votar en las primarias.

La polémica por las supuestas afiliaciones masivas en vísperas de un proceso de elección interna se ha convertido en una tradición en el PSOE de Ourense. En las últimas primarias del socialismo gallego, convocadas para elegir al candidato a la Xunta entre Xoaquín Fernández Leiceaga y José Luis Méndez Romeu, los afines a Pachi Vázquez fueron acusados de afiliar a varios de sus familiares en distintos municipios de la comarca de Monterrei. Ahora es el propio ex secretario general del PSdeG quien es vinculado a afiliaciones supuestamente irregulares. Ocurre en este momento, según los denunciantes, con motivo de la próxima elección de un secretario general del PSOE, una batalla en la que Vázquez y los suyos apuestan abiertamente por Susana Díaz. La ejecutiva local del partido, que apoya a Pedro Sánchez, ya ha presentado un recurso para tratar de anular 92 altas realizadas en el mes de marzo.

Entre los nuevos afiliados hay familiares y otras personas íntimamente relacionadas con el propio Pachi Vázquez, pero también con la secretaria de organización provincial, la número dos del partido, María Quintas, o también con la exdiputada Laura Seara, que ahora coordina el área de organización y comunicación del PSOE federal tras ser fichada por la gestora de Javier Fernández.

En todo caso, el parentesco de los nuevos afiliados no ha sido puesto en cuestión por la ejecutiva local del PSOE, que destaca otras supuestas irregularidades en el recurso enviado a Ferraz. Además de defectos de forma, como fichas sin DNI o con este caducado, los recurrentes destacan que muchos de los nuevos afiliados comparten domicilio y que otros tienen este en municipios diferentes a la capital. En todo caso, lo que más llama la atención es que once de los nuevos afiliados pagarán su cuota a través de la misma cuenta bancaria, algo que ocurre con otros dos grupos de ocho personas cada uno. El recurso habla de «compra de voluntades» y afiliaciones «masivas» que no se corresponden con el «movimiento natural de altas», por lo que pide su anulación.

La responsable de organización dice que «no es alarmante ni ilegal»

Para hacerse militante del PSOE en la capital ourensana, uno puede tramitar su alta en la web, contactando con la dirección local o a través de la ejecutiva provincial. Las 92 afiliaciones recurridas fueron tramitadas por esa última vía y la principal responsable de ello es María Quintas, secretaria de organización. Consultada ayer, se mostró muy molesta por la difusión de esas afiliaciones ya que es un «grave delito», dijo. Según asegura, el incremento en el número de militantes en la ciudad «no es alarmante ni ilegal» y alega que durante dos años la ejecutiva local bloqueó esas altas. Además siembra dudas sobre las registradas en otros municipios donde los alcaldes apoyan a Sánchez, como Ribadavia o Carballeda de Avia. En este último concello el incremento fue del 285 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Familiares y afines a Pachi Vázquez se afilian de golpe al PSOE ourensano