Nava Castro: «Bailaría con Bertín Osborne»

La directora Xeral de Turismo sale con más facilidad de la prevista de su perfil político y adereza algunas de sus respuestas con una risilla retranqueira


No es tan fácil conseguir cita con la directora xeral de Turismo, aunque finalmente encontramos un hueco entre reunión y reunión. Cuando se le requiere, Nava Castro (Ponteareas, 1969), sale con más facilidad de la prevista de su perfil político y adereza algunas de sus respuestas con una risilla retranqueira y un intermitente brillo en los ojos que hace intuir que no es tan seria como dicen.

-¿Era buena estudiante?

-Yo creo que sí. Al menos en la etapa anterior y posterior al instituto. Allí tuve algún suspenso.

-¿Y la echaron de clase alguna vez?

-¡Nooo! Una cosa es tener una edad y otra que te echen de clase.

-Teniendo la política en casa, seguro que le interesó pronto.

-Al tener mis padres tantos hijos, dos de ellos íbamos siempre con mi padre. Mi hermana Gelu y yo. A todos los sitios. A las fiestas, a los compromisos...

-¿Cuántos eran?

-Por desgracia somos nueve, pero fuimos diez.

-Ya le habrán hecho el chiste mil veces, pero tendrían a su madre en un pedestal...

-Sí, ja, ja. Mi madre siempre cuenta el chiste de una familia donde son diez hijos también y cuando el marido se está muriendo le pregunta a la mujer: «Pili, dime a verdade. Ese morenito, ese morenito... de quen é?». Y la mujer le responde: «Seguro que estás a morrer?». El hombre dice que sí y entonces la señora la dice: «Pois ese morenito é teu; os nove restantes non», ja, ja.

-¿Tuvo usted muchos novios?

-No. Anduve siempre en pandilla y no tuve novio hasta el definitivo, con el que me casé.

-Hablemos un poco de turismo, ¿Cómo viene la Semana Santa?

-Las perspectivas son muy buenas. Esperamos crecer tres puntos sobre el año pasado, que ya fue muy bueno.

-¿No pide buen tiempo?

-El tiempo puede influir, pero tenemos que acostumbrarnos a vivir con este tiempo y por eso creamos productos que favorecen hacer otras cosas diferentes: el Camino de Santiago, la ruta de las camelias, las rutas del vino, tenemos 1.600 kilómetros de costa navegables todo el año...

-Y en clave turística, ¿qué es lo que mejor tenemos y lo que antes deberíamos corregir?

-Lo mejor, la naturaleza. Y lo que debemos corregir es nuestra autoestima. Tenemos que creérnoslo y ser embajadores de nuestra tierra. Y rematar las construcciones, también. Que el feísmo influye, aunque estamos mejorando.

-Si le pidieran que preparara una visita relámpago de Trump para conocer Galicia, ¿qué plan elegiría?

-Pues un tramito del Camino con abrazo al Apóstol. Comer algún producto de la tierra y, si nos queda tiempo, algo como la ruta del mejillón o una visita a algún patrimonio de la Humanidad como la Torre de Hércules o la muralla de Lugo.

-¿Dónde se hace la mejor empanada de Galicia?

-En casa de mi madre, ja, ja. Sin duda la empanada es un plato que nos identifica y que en casi todas las casas saben hacer.

-Dicen que no tiene mucho tiempo libre, ¿qué le gusta hacer con el que le queda?

-Ir al cine, estar con mis amigos y con mi familia. Y tenga en cuenta que tengo una gran familia: marido, dos hijos, hermanos...

-Solo queda un baile y se lo piden Leo Messi, Íñigo Errejón, Bertín Osborne y Dabiz Muñoz...

-Bailaría con Bertín Osborne.

-¿Le gusta el fútbol?

-Solo me interesan los equipos de mi pueblo. Soy defensora del Areas y del Juvenil.

-Y usted ¿hace deporte?

-No. Debería hacer natación, pero la verdad es que no practico.

-¿Hizo el Camino alguna vez?

-Sí, el Portugués.

-¿Y pilló ese rollo místico?

-Tienes mucho tiempo para pensar, te encuentras con gente, hay un punto de sacrificio y todo eso se convierte en emociones.

-¿Ve la tele?

-Sí. Los telediarios, programas de debate y Pasapalabra. También soy de las que veo, cuando puedo, los documentales de La 2.

-¿Cuál es su ciudad favorita?

-Salvador de Bahía.

-Dígame una canción.

-Le voy a decir dos: La del toro enamorado de la luna...

-¿La del Fary?

-Sí, esa. Y Uptown funk, de Bruno Mars. Para bailar. Porque yo soy de las que bailo en las verbenas. Y también en las bodas.

-¿Sale por ahí a bailar?

-No, no. Solo en este tipo de actos. Pero a veces pienso que me gustaría que me invitaran a alguno más para poder ir a bailar.

-¿Qué es lo más importante en la vida?

-Para mí, la familia y tener un buen corazón. Además de la salud, claro.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
13 votos
Comentarios

Nava Castro: «Bailaría con Bertín Osborne»